Full text: Campo, Leopoldo del: Tésis

— 6 
Poco estudio es necesario para reconocer en el hombre la tendencia 
incesante de hacer marchar à los demás por el camino que él se ha tra¬ 
zado, 6 de hacerlos participes de su fé, 6 su escepticismo. Guardémo¬ 
nos de combatir esta tendencia regeneradora porque ella es la manifesta 
cion del intgrés individual que la ciencia de la Economia y la esperiencia 
de nuestros tiempos proclaman como el mas poderoso agente de nuestra 
sociabilidad y de nuestro progreso. Su exageracion sin embarge es 
peligrosa, pues asi como la libertad sin la traba del derecho produce la 
licencia, asi esta tendencia sin el contrapeso de la justicia, se traduce 
nécesariamente en opresion. Su ejercicio, limitado por el derecho y su 
exageracion son la espresion originaria de la lucha de todos los tiempos, 
de la libertad y de la justicia, contra la opresion y la fuerza. 
Los que han combatido la libertad de cultos han partido de una base 
falsa: han creido ver en ella la relajacion del dogma y de la disciplina 
en el interior de una iglesia, cuando ella no importa sino la sepa 
racion absoluta de lo espiritual y de lo temporal. Que quedaria de 
la libertad individual, si los que no hacen parte de una comunion 
religiosa, pretendieran introducirse en la conciencia de sus creyentes y 
modificarles sus creencias? Tan absurda como esta no seria la pretencion 
de los que, teniendo una creencia cualquiera, quisieran imponerla por 
la fuerza à los disidentes? La naturaleza al hacer imposible el dominio 
de las conciencias ha dado al Estado la muestra mas acabada del res 
peto que debe tener por los derechos sagrados de la personalidad 
humana. 
El Estado cuya mision es esencialmente humana, ultrapasaria los 
limites fijados à su accion por el derecho, si pretendiera intervenir en 
las decisiones dogmâticas y disciplinares de una iglesia, siempre que en 
nada afectäran el orden establecido por las leyes que emanan de él. 
Mas, seria tambien injusto el reproche que se hiciese à cualquiera reli 
gion por la inmutabilidad de sus dogmas y la inflexibilidad de sus leves 
disciplinares, porque basándose necesariamente toda religion sobre la 
palabra de Dios, es inadmisible el engano; siendo una consecuencia 
logica de esto, la libertad que tiene toda comunion religiosa de imponer 
las condiciones que quiera, al que pretenda su comunion. 
La lglesia Catolica tiene su doctrina inmutable espresada en el Evan¬ 
gelio, cuya sintesis es el simbolo, comentado por los concilios y los 
Santos Padres. Los fieles tienen que aceptarla, sin quitar ni anadir 
nada, careciendo aun del derecho de interpretacion, que pertenece esclu¬ 
sivamente à la Iglesia Universal « cuyas decisiones deben ser aceptadas 
por la cristiandad con una fé de ninos. » 
Como por la claridad de la revelacion y la autoridad siempre presente 
de la Iglesia no es posible error alguno, la Iglesia Catolica no tolera ni 
la mas leve disidencia en materia de fé. Esta inflexibilidad es una con¬ 
secuencia legitima del dogma fundamental de su doctrina, de la reve 
lacion, porque ella es la palabra de Dios y no es posible en ella el error. 
Esta intolerancia es un derecho fundado en la naturaleza de toda reli¬ 
gion, y la Iglesia Catolica al ejercerlo, no viola ninguna ley de justicia: 
Soy libre de no ser catolico, pero ella tambien lo es de imponer las 
condiciones que quiera al que pretenda su comunion. 
Miéntras la religion se valga de sus propias fuerzas para atraer prosé 
litos, cualesquiera que sean sus dogmas y leyes disciplinares, esta en 
INHIDE 
Max-Planck-Institut für 
INSTITUTO DE INVESIIG. 
ONS 
DE HISTORIA DEL DEREC 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer