Full text: Alonso Martínez, Manuel: Nocion del estado

FILOSOFIA DEL DERECHO. 
229 
teligencia, obras industriales; y los hombres, viviendo en comu¬ 
nidad, deben comunicarse sus producciones por un cambio reci¬ 
proco. De aqui proviene la necesidad del comercio, como medio de 
comunicacion y de cambio de todas las condiciones de la vida, 
sean intelectuales ó materiales. 
Por ultimo, el derecho, que se refiere à todos los fines de la vida 
y à todas las ramas de la actividad humana, suministrandoles las 
condiciones de su lire desenvolvimiento, es en si mismo un fin 
racional de la vida del hombre; y para que el derecho y la justi¬ 
cia existan en la sociedad, indispensablemente deben existir tam- 
bien condiciones bajo las que se apliquen y desenvuelvan. 
Tales son en resûmen los fundamentos de la doctrina kraussis¬ 
ta: apresurémonos à pagarla un tributo de admiracion. Krausse, 
Tibersghien, Arhens, hacen un análisis completo de la naturaleza 
humana, sin omitir ninguno de los elementos esenciales que la 
constituyen, en vez de mutilarla impiamente como la escuela eco¬ 
nomista. 
Veamos, sin embargo, si la solidez del edificio corresponde à la 
anchura de la base. 
Cada uno de los fines particulares de que se ha hecho mérito, 
xige, segun esta escuela, para su más completa realizacion, una 
asociacion distinta, organizada de una manera adecuada al mis- 
mo. La sociedad humana debe, pues, dividirse en tantas socieda¬ 
des particulares fundamentales, cuantos son los fines principales 
del trabajo humano social. Asi como el sentimiento y la idea de 
lo justo han producido la sociedad juridica ó civil y politica lla- 
mada Estado, y el sentimiento y la idea de lo santo la sociedad 
religiosa llamada Iglesia, asi tambien es preciso que se organi¬ 
cen en sociedades análogas, independientes de estas dos é iguales 
à ellas en facuitades: la ciencia, la moral, las bellas artes, la in¬ 
dustria y el comercio. La institucion social existente llamada Es- 
tado no tiene, pues, ninguna especie de supremacia, ni de tutela, 
ni de direccion, ni de vigilancia sobre las demas esferas de la ac¬ 
tividad humana, debiendo limitarse å suministrarlas las condi- 
ciones exteriores de su libre desenvolvimiento. El derecho y la 
justicia, ó sea el Estado, no debe mezclarse en la naturaleza mis- 
Max-Planck-Institut für 
europäische Rechts
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer