Full text: Alonso Martínez, Manuel: Nocion del estado

FILOSOFIA DEL DERECHO. 
227 
Abramos las primeras pâginas de un código civil cualquiera: 
un nino ha tenido la desgracia de perder à sus padres: la ley man¬ 
da que se provea de tutor al pobre huérfano. ; Habrá quien tenga 
la osadia de negar al Estado esa funcion, que más que un dere¬ 
cho, es un deber imperioso é indeclinable? Pues bien, la ley del 
equilibrio económico no explica la institucion de la tutela. 
Consultemos el derecho administrativo: una jóven indignamen¬ 
te seducida, à trueque de ocultar al mundo su deshonra, no se de¬ 
tiene ante el crimen, y abandona impia, apénas acaba de nacer, 
al hijo de sus entranas. El Estado le recoge y le cria en una casa 
de lactancia. Pues bien, el cumplimiento de este deber de hu¬ 
manidad es inconciliable con el principio de la escuela econo¬ 
mista. 
El mismo ensayo podriamos repetir en todos los demas ramos 
del derecho. 
Y si de la sociedad pasamos al estudio del hombre! 
La ley que rige la produccion y distribucion de la riqueza, no 
explica el sentimiento y la idea de lo bello, de lo justo, de lo san¬ 
to, el entusiasmo desinteresado que produce la vista de un mode¬ 
lo de arte y los suavisimos acordes de la armonia, el remordi¬ 
miento y la expiacion, los impulsos de la conciencia religiosa y el 
deseo de acercarnos por medio del culto à Dios, el placer inefable 
de la caridad, el desprendimiento del ciudadano que hace la do¬ 
nacion de su fortuna à favor de los heridos en una guerra nacio¬ 
nal, la abnegacion de la madre que manda à sus hijos à que vayan 
à morir por la patria, la virtud de Lucrecia, los éxtasis de Santa 
Teresa de Jesus, la vida de los héroes y de los mártires. 
Inûtil soberbia la de los filósofos y publicistas que, colocándo¬ 
se en un punto de vista estrecho y exclusivo, intentan encerrar la 
muchedumbre de los hechos sociales y la riqueza y variedad de la 
naturaleza humana en el molde mezquino de su razon individual. 
falible y limitada! Sin energia bastante para resistir esa tenden- 
cia à la unidad que sentimos dentro de nosotros, y que es el pre¬ 
sentimiento de otra vida mejor y más perfecta, y no acertando à 
élévarse à la unidad real y majestuosa de la creacion en todas 
sus multiples relaciones y con todos sus ricos accidentes, la sus¬ 
Max-Planck-Institut für 
Politica: 
uropäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer