Full text: Gisbert Torner, Lope: Tésis: De la perfectibilidad humana

586 
DISCURSO 
de pensar y de querer, como locamente pretenden los 
materialistas; el hombre es esencialmente, como Tiberg. 
hien dice, «un espiritu y un cuerpo en comunion de vi- 
da en la personalidad racional», el cual debe desarro¬ 
Ilarse en armonia con todo lo que es; por su cuerpo, con 
la naturaleza; por su alma, con el mundo espiritual; por 
su razon, con Dios. 
El desarrollo necesario del hombre, en su conjunto y 
bajo este supuesto, se verifica en tres periodos principales 
y sucesivos, que son: los sentidos, la reflexion personal 
y la razon, los cuales corresponden en la objetividad al 
mundo sensible, al mundo espiritual de las ideas reflejas 
y al mundo social de las ideas aplicadas y de los princi¬ 
pios absolutos. 
En efecto, el espiritu humano, ántes de conocerse à si 
mismo, siente, percibe, recibe las imágenes de todo lo que 
no es él, sin saber todavia lo que recibe; sin distinguir 
entre los objetos y su propio sujeto. Despues llega à co¬ 
nocerse, à tener conciencia de su propia personalidad; y 
por ultimo, cuando ya se reconoce como persona, descubre 
la ley de su solidaridad, que le pone en comunion con 
sus iguales, y los principios absolutos, que le ponen en 
relacion con Dios y con el órden general del universo. 
Esta ascension de lo sensible á lo espiritual ó reflejo, 
de lo espiritual à lo racional y lo absoluto, constituye la 
ley del progreso del sér humano. El hombre la sigue 
necesariamente, so pena de no ser hombre. 
Pero cuando ha llegado al tercer periodo del desarrollo 
necesario, comienza à desplegarse ante su voluntad y su 
entendimiento el campo inmenso del perfeccionamiento 
voluntario; asi que se reconoce persona y se siente libre, 
ve desarrollarse en su camino y perderse en lo infinito 
las tres rectas lineas de la verdad, de la belleza y de la 
bondad, y entónces es cuando, avanzando por ellas, em¬ 
prende la obra de su verdadero perfeccionamiento. 
Max-Planck-Institut für 
Real 
Morales y Politicas 
europäische Re 
chtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer