Full text: Silvela de la Vielleuze, Luis: Tesis: Bentham: sus trabajos sobre asuntos españoles: expositor de su sistema en España

DEL EXCMO. SR. D. LUIS SILVELA 
81 
dad literaria, de que soy individuo, no he podido contestar antes 
å vuestra apreciada carta. Ya, sin embargo, sabéis mi agradeci- 
miento por el corresponsal que le hizo Ilegar à mis manos desde 
Vitoria, y à quien espero ver y tratar en Madrid. En ella me pe¬ 
dis razón de mi vida y de la casualidad que me hizo conoceros 
por vuestras obras; en ella me elogiáis mâs por lo que merecen 
vuestros principios y vuestros anâlisis, que por el nuevo orden 
con que yo los presento en la ciencia social, y, on fin, en esta carta 
me dais noticia de vuestros estudios y de las Universidades de 
Oxford y Cambridge, y parece que queréis saber los que haya 
hecho yo en la de Salamanca. 
Mi reconocimiento y gratitud me obligan à complaceros en to¬ 
do, y el placer que siento al considerarme en conversación fami¬ 
liar con mi adorado maestro, de cuya existencia dudaba, me 
hace confundir la satisfacción de que gozo con el deber que voy 
à cumplir. 
Mis principios literarios en Arévalo fueron sin duda mâs feli- 
ces que los vuestros de Wetsminster, segün me los pintåis. Desde 
que mis padres me dedicaron al estudio de la lengua latina en 
aquella villa (que es el método ordinario con que se principia 
aqui à confundir la razón), por una casualidad bien rara entre 
nosotros me cupo en suerte un profesor que percibia bien los 
puntos de contacto y de diferencia de aquella lengua y la ospa¬ 
nola, y se esmeraba en presentarnos sus comparaciones con mu¬ 
cha claridad. Su carâcter y presencia, noble y amable à un tiem¬ 
po, me inspiraron respeto al principio, después amor y ûltima¬ 
mente confianza; mi disposición y aplicación le agradaron, y al 
concluir este estudio à los catorce anos de edad, ya amaba yo la 
sabiduria en Sócrates, en Cebes y en Platón, à quienes él me hizo 
conocer por los libros latinos. A estas horas perdi un padre tier¬ 
no, instruido y benéfico, y quedé por cabeza de familia con un 
hermano tres anos menor que yo y una madre enferma. A pe- 
sar de estos obstáculos, me vine y los traje à Salamanca, siguiendo 
los consejos que mi padre me dió al morir, porque habia estu¬ 
diado en ella la medicina. La casualidad me puso al instante en 
la mano la lógica de Condillac, traducida en espanol, la cual, y 
una mala traducción del Telémaco, me inspiraron el deseo de 
comprender el francés, que consegui muy pronto. A este tiempo 
me acogió la familia con quien acababa de enlazarse por su ma¬ 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgesch
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer