Full text: Royo Villanova, Antonio: Tesis: El terrorismo, la libertad y la policía

DEL EXCMO. SR. D. ANTONIO ROYO VILLANOVA 
667 
mada o de personas que aseguren o proporcionen la impuni¬ 
dad (nûmero 14.°), y aun ejecutarlo en desprecio o con ofensa 
de la autoridad pûblica (nûmero 17.°), pues no cabe mayor 
desprecio de la autoridad que delinquir en sus mismisimas 
narices, ya que a tanto equivale la repetición de los atentados 
en las ciudades más populosas y en las calles más concurridas. 
Insisto, pues, en que el terrorismo es un delito comûn 
cualificado por la audacia y por la intención conocida de au¬ 
mentar la alarma, el sobresalto, el terror de la sociedad. Si 
los atentados sólo se dirigieran a las personas de los gober 
nantes, pudiera dudarse si en esos delitos, que en cuante 
asesinatos son comunes, hay, por la calidad de las victimas, 
un elemento politico. Pero el terrorismo existe aun mâs cali¬ 
ficado, porque las victimas son escogidas y designadas por 
su posición económica y por su situación social en relación 
con un hecho moderno de innegable realidad: la lucha de 
clases. Son patronos, son obreros de éste o del otro sindica¬ 
to, los que caen heridos mortalmente por la certera pistola 
automåtica. 
La lucha social, como la lucha politica, ha de tener su de 
recho de gentes (1). Las guerras entre Estados son dificiles 
de regular, juridicamente, por la imperfección y por la inefi¬ 
cacia de los órganos encargados de promulgar el derecho in¬ 
ternacional. Pero la lucha social, la lucha de clases que den¬ 
tro de un Estado existe, puede humanizarse por los actos 
soberanos del Estado mismo. Suprimir en el siglo Xx la 
(1) «Por culpa de todos — dice Sánchez de Toca —, principalmente 
de los egoismos on clases directoras y de la incomprensión e imprevisio 
nes en los Poderes pûblicos, llegamos en la órbita de los conflictos sociales 
a estados de guerra semejantes a los de la ultima conflagración general 
de naciones, en la que los beligerantes procedieron como si el derecho, ic 
mismo el privado que el publico, no hubiera existido jamás. También en 
esta guerra social, los crimenes perpetrados resultan sustraidos a la san¬ 
ción penal de los ordenamientos juridicos, en términos que los propios ve¬ 
redictos de la conciencia colectiva, ademâs de no condenarlos, Ilegan has 
ta ensalzar y enaltecer a quienes en ello se singularizan.. 
(Discurso citado, påg. 14.) 
Max-Planck-Institut fü 
les y Politicas 
europäis 
tsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer