Full text: Royo Villanova, Antonio: Tesis: El terrorismo, la libertad y la policía

DEL EXCMO. SR. D. ANTONIO ROYO VILLANOVA 
657 
fieso que senti, como hombre de doctrina, dudas y vacilacio¬ 
nes que, seguramente, no me hubiesen asaltado como hom¬ 
bre de gobierno. Comparaba el grado de perversión moral 
de aquellos pobres muchachos, victimas de la sugestión de 
un vendedor de periódicos, con los instintos de fiera de tan¬ 
tos asesinos y parricidas a quienes indulta S. M. el Rey el dia 
de Viernes Santo, y me preguntaba: ;Es justo indultar a los 
unos y matar a los otros? He ahi por qué los catedráticos de¬ 
bemos ser algo periodistas. La justicia penal no es sólo una 
base de extraviado y alto amor por los desamparados, que les lleva a 
odiar a los demás, como decia el propio Randon. La persistencia del ca¬ 
racter epileptoide le sirvió a Perrone Caparro para explicar la extrana 
impulsión al odio criminal, desde la extremada sensibilidad y el elevado 
altruismo, que hizo a Bourdeau afirmar que los anarquistas pertenecian 
a la familia de los «asesinos filántropos». No olvidemos aquellas exalta 
das palabras del joven médico interrogado por Hamon: «... Es la cuestión 
»siempre vulgar del frio, del hambre, de la fatiga, de la desesperación de 
»una multitud de desgraciados, oprimidos por la condición abvecta en 
»que se hallan... Soy anarquista por haber visto a los desdichados venir a 
»buscar trabajo Ilenos de miedo, royendo el pedazo de pan que representa 
»una labor enorme.» Pero es preciso confesar que muchas veces el tipo no 
se presenta puro, siendo frecuentes los falsos anarquistas, malhechores 
vulgares, en los que Lombroso encuentra todos los caracteres del dolin¬ 
cuente nato. El anarquista no va impelido por el afán de construcción que 
guia al delincuente politico; su piedad y su odio sólo le dejan percibir la 
labor negativa de destruir, y como la desgracia y opresión de los deshe 
redados es universal, no se circunscriben a un lugar fijo: su ámbito abar 
ca el mundo todo.» (Págs. 20 y 21.) 
. .. ............... ...................... .... ...................... 
«Por una feliz coincidencia, cuando se trata de criminalidad atávica. 
la defensa de clase, al ejercitarse, produce la defensa social, y en este 
sentido puede decirse que, el fin defensista más completo, se cumple con 
tra los delitos comunes. Pero cuando el Estado reacciona ante la delin 
cuencia politico social, es un error, cuando no un traicionero equivoco 
buscado de propósito, decir que se obra en nombre de la defensa social. 
Entonces, sólo se procura defender a las clases dominadoras. Sólo asi 
confesando limpiamente la verdad, podemos invocar el derecho de impo¬ 
ner sanciones » (Pág. 26.) 
ccoocooocs.............................. ................. 
«Los escritores de la escuela positivista, aunque piensan que se debe 
aplicar a los autores de hechos materiales nacidos de heterodoxia politi- 
co-social, el tratamiento que les corresponda, segûn pertenezcan a la ca- 
tegoria de delincuentes natos, locos, habituales, pasionales u ocasionales, 
Max-Planck-Institut für 
cias Morales y Politica: 
Real Academit 
htsgeschichte 
europäische
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer