Full text: Zaragüeta Bengoechea, Juan: Tesis: Contribución del lenguaje a la filosofía de los valores

DISCURSO 
140 
bastante con que se la motoje de «moderna» o de «tradicio¬ 
nal», y si queréis de «modernista» o de «aroaica», sin contar 
las valoraciones históricas que tienen un origen plenamente 
individual, como las de conducta «cinica», amor splatónico», 
valor sestoico», sepicûrea» elegancia. Hasta la misma pala¬ 
bra «histórico» se nos presenta en los dos sentidos: de sim¬ 
ple hecho cuando decimos «narración histórica», y de valor 
si para exaltar el de un dicho o hecho cualquiera lo adje 
tivamos con tal epiteto: « Veni, vidi, vici», es una frase his 
tórica. 
Todos los ejemplos hasta ahora examfnados nos ofrecen 
el caso de un mismo nombre capaz de revestir dos sentidos: 
en uno de ellos significa un hecho real, en el otro un valor 
humano. Como no es posible que en una misma trase corres 
pondan ambos sentidos a la palabra en cuestión, se plantea 
para el que la percibe un problema de interpretación. Cual 
serâ el criterio para resolverlo? Desde luego el contexto de 
la frase: sólo él es capaz de suministrarnos la clave descu¬ 
bridora de la intención positiva o estimativa que tuviera el 
autor al emplear la palabra equivoca. Pero en el contexto 
puede y debe considerarse, no sólo la indole de las palabras 
adyacentes, sino también el orden en que se hallan situadas 
con respecto a la que tratamos de interpretar. Asi, por ejem¬ 
plo, al oir la palabra «luminoso» no puedo precisar si se re¬ 
ferirâ al simple hecho o a la dosis de luz que algo despren¬ 
de: si se me habla de «cuerpo luminoso», sabré ya que se 
trata de un hecho fisico; si de «idea luminosa», advertiré que 
se enuncia un valor mental. En todo caso, la diversidad de 
palabras adyacentes me habrá descubierto el oculto sentido. 
Pero pudiera suceder que el vocablo adyacente fuera el 
mismo en dos locuciones, y sin embargo su sentido en una 
de ellas fuera de pura realidad y en la otra de valor: sólo el 
orden séria en este caso capaz de sugerirnos la auténtica 
significación. «Un mozo real» no es lo mismo que «un real 
mozo», ni un «simple hombre» equivale a un «hombre sim- 
Max-Planck-Institut fü 
D. Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer