Full text: Zaragüeta Bengoechea, Juan: Tesis: Contribución del lenguaje a la filosofía de los valores

DEL ILMO. SR. D. JUAN ZARAGÜETA BENGOECHEA 
123 
ritu; pero siendo esta relación de carâcter puramente metafi¬ 
sico, se puede prescindir de ella al calificar el contenido de 
la experiencia: para ésta un hecho es lo que es en si o en co¬ 
nexión con otros hechos, pero nada más. Tampoco la pala¬ 
bra «impersonal» pretende descartar de la experiencia toda 
colaboración de la persona humana, sino restringirla a la 
función de mero órgano inscriptor de las impresiones reci 
bidas, incluso cuando estas impresiones nos vienen de otra 
conciencia vibrante al unisono de la nuestra: en los juicios de 
pura realidad, el papel del espiritu se parece al de un testi¬ 
go que depone, un notario que levanta un acta, un especta¬ 
dor que asiste indiferente a una escena callejera. 
Pero la actitud de nuestro espiritu ante el panorama de la 
vida se halla muy lejos, de ordinario, de ser una pura y es¬ 
téril contemplación; nos afecta demasiado hondamente para 
limitarnos al papel de meros «espectadores», y presto pasa¬ 
mos al de «actores» en el drama de la humana existencia. Y 
asi, sobre los juicios de realidad se forman los juicios de va¬ 
lor, cristalizados luego en sus nombres correspondientes y ca¬ 
racterizados por un sentido eminentemente relativo y perso¬ 
nal. La persona humana no sólo reivindica aqui el fuero pri¬ 
vilegiado de «rey de la creación» que ya palpita en la vieja 
creencia geocéntrica, sino que llega a constituirse en un 
«egocentrismo» (1) para el cual el «yo» se halla en el centro 
del mundo mental — como la Tierra en el del mundo astro 
(1) Seria curioso puntualizar la dosis de influencia que — aparte de 
la conocida ilusión sensorial — pudo ejercer en la crooncia geocéntrice 
(juicio de realidad) el sentimiento de dignidad e importancia que consti- 
tuye el fondo de la concepción egocéntrica (juicio de valor). En general 
los juicios de realidad, que constituyen la base positiva de los juicios de 
valor, pueden ser elaborados y formulados bajo la presión de las necesida- 
des vitales que éstos envuelven; pero el lenguaje no suministra indicacio- 
nes que arrojen ninguna luz especial sobre este problema fundamental 
de la teoria del conocimiento. Puede verse, acerca de este tema, la Logi¬ 
que des sentiments, de RIBOT (Alcan, Paris). Los Ilamados entre los esco¬ 
lasticos «argumentos de congruencia» pudieran en general interpretarse 
como juicios de realidad sugeridos por valores humanos. 
Max-Planck-Institut fü 
ales y Politicas 
Real Ac 
opäisch
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer