Full text: Zaragüeta Bengoechea, Juan: Tesis: Contribución del lenguaje a la filosofía de los valores

DISCURSO 
118 
exteriores le sorprenden y son para él motivos de temor, 
porque todavia no los conoco y no tiene fuerza alguna para 
defenderse y huir. Las lágrimas y gritos con los que se con¬ 
suela son senal infalible de sus penas y pavores; son como 
preces que la Naturaleza hace por él a los presentes, para 
que le defiendan de los males que padece y de los que ve 
venir.» 
Comparando ahora entre si los cuatro trozos literarios 
que acabamos de oir, pronto observaremos una interesante 
coincidencia, pese a la diferencia de los temas, entre el tipo 
descriptivo que nos ofrecen, de un lado Margarita y Espinas, 
del otro Armanda y Malebranche, ante sus objetos respecti¬ 
vos. La descripción de los dos primeros se caracteriza por 
un singular realismo: nada hay en su relato que no sea una 
consignación de hechos rigurosamente observados. En cam¬ 
bio, el de los dos restantes nos llama la atención por un per¬ 
sonalismo muy acentuado: los autores parecen volcar sobre 
el papel las impresiones que en ellos provoca la observación 
de los hechos a que los primeros se limitan. 
Pero esta diferenciación, a primera vista satisfactoria, 
aparece bien insuficiente en cuanto se profundiza un tan 
to su sentido. Y ante todo, qué podrian significar aqui 
las palabras realidad y personalidad? Si con ellas se qui¬ 
siera decir, como pudiera alguien sospechar, que las des¬ 
cripciones del primer tipo contrastan por su objetividad con 
la subjetividad de las del segundo, no protestarian, segura 
mente, los autores de éstas de no haber sido tal su inten¬ 
ción, antes bien la de representar fielmente lo que los objetos 
son en 81? 
Efectivamente, el verbo ser y sus equivalentes — expre¬ 
sión auténtica, segûn hemos visto, de la objetividad de nues¬ 
tras afirmaciones — no se emplea con menos plenitud en las 
descripciones «personalistas» que en las «realistas»: si Mar¬ 
garita, v. gr., nos habla de que su planta «está compuesta de 
siete foliolos unidos en un centro», su companera Armanda 
no es menos categórica al afirmar que «las siete hojas son 
Max-Planck-Institut für 
Morales y Politicas 
Real Acade 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer