Full text: Alcalá-Galiano Valencia, Emilio: Tesis: La federación: lo que significaba en remotos tiempos: lo que en la época actual representa, Liga Aquea, Suiza, Federación de los Paises Bajos, Federación de la República de la América del Norte

185 
DEL SENOR CONDE DE CASA-VALENCIA 
»una ni la otra. Estos charlatanes politicos se cuidan me¬ 
»nos de devolver la salud à un pueblo crédulo que de ven¬ 
»derle lo más caro posible sus recetas y medicamentos.» 
Razón tenia Jay, y si en nuestra época viviera, ni una 
palabra tendria que modificar en estos párrafos de su no¬ 
table carta. Ahora, como entonces, el principio heredita¬ 
rio es una gran fuerza y un gran prestigio para los go¬ 
biernos; los charlatanes politicos no han disminuido en 
numero; y los pueblos pagan cada vez mâs caros los tris¬ 
tes ensayos de sus ineficaces especificos. Hamilton desea¬ 
ba una repüblica aristocrática, parecida à Inglaterra, con 
un presidente en vez del rey y senadores vitalicios en fu¬ 
gar de lores hereditarios. Madison preferia un poder éjé¬ 
cutivo fuerte y enérgico, dos cámaras, porque una sola le 
parecia un peligro mortal para la republica, y un poder 
judicial independiente. Uno y otro defendian la federacion 
que en los Estados-Unidos en aquel tiempo y en este sig¬ 
nifica unión y centralizacion, en contra de los que se opo¬ 
nian à la limitacion de la soberania y de los derechos de 
los estados. Más adelante Madison modificó sus opiniones, 
cediendo à la influencia prepotente que sobre él tuvo Jef¬ 
ferson, jefe y fundador del partido que ha querido siem¬ 
pre aumentar la importancia de los estados à costa de la 
uniön, y que en todas las cuestiones entre los podères lo¬ 
cales y el central ha sugerido la idea de la nullification, 
que es la separación. Ministro de Jefferson, de 1801 à 1809 
presidente de la republica de 1809 à 1817, Madison, lo 
mismo que Monroe, ha sido el continuador de la politica 
de aquel célebre personaje. Graves dificultades hubo que 
vencer para llegar á la redacción definitiva de la consti¬ 
tución y á su aprobación por los estados, condiciones in¬ 
eludibles para que la nación existiera. Por fortuna, los 
más sensatos entre los legisladores americanos compren¬ 
dieron la verdad que encierra esta frase de un escritor 
del siglo décimoctavo «para que un pais tenga estabili¬ 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer