Full text: López Núñez, Alvaro: Tesis: Ideario de previsión social

646 
CONTESTACIÖN 
mos luminosas ensenanzas. El comentario a las palabras de 
León XIII de «que el salario debe ser suficiente para permi¬ 
tir subsistir al obroro sobrio y honrado» merece especial 
mención. Su conclusión, perfectamente razonada, es la de 
que la romuneración del trabajo ha de considerarse como 
una suma compuesta de dos sumandos: el primero, integra- 
do por el coste de la satisfacción de las necesidades, asi indi¬ 
viduales como familiares, del obrero en el presente, y el 
otro, formado por las primas del seguro con que ha de cu¬ 
brir los riesgos del porvenir. 
Si este principio, de cuya verdad y justicia no cabe dudar, 
se hubiera respetado y cumplido en el orden económico; si 
una ciencia, que no sin razón se llamó siniestra — porque al 
prescindir del factor moral y humano, en su concepto de las 
relaciones entre el amo y el obrero, rebajó la dignidad del 
trabajo hasta convertirlo en mercancia - 
no hubiera san 
cionado un orden de cosas incompatible con los más elemen¬ 
tales sentimientos de humanidad, la lucha de clases, o se hu¬ 
biera evitado, o no se hubiera producido con los caracteres 
de encono que hoy presenta. 
Las reclamaciones de salario suficiente debieran haber 
merecido preferente atención por parte de las organizaciones 
obreras y de los Poderes pûblicos; eran justas; y, no obstan 
te, durante los ultimos anos, y aun recientemente, se ha lu 
chado mâs para obtener reducciones de la jornada de traba¬ 
jo que para mejorar la situación económica del trabajador. 
En este particular, los resultados obtenidos han ido manifies 
tamente más allâ de lo que el interés general, y el particular 
de los obreros mismos, reclamaba. 
Hace treinta anos, la opinión era contraria a la limitación 
legislativa de la jornada de los adultos, salvo para ciertos 
trabajos excesivamente penosos por su naturaleza, como los 
de las minas. Hoy, por imposición de la Autoridad, o por la 
coacción tolerada de las organizaciones obreras, aunque un 
hombre, en la fuerza de la vida, quiera y pueda trabajar nue¬ 
ve o diez horas para satisfacer legitimas necesidades, se le 
Max-Planck-Institut fül 
Vorales y Politicas 
Real Aca 
tsgeschichte 
äische
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer