Full text: Vales Failde, Javier: Tesis: La rota española

404 
DISCURSO 
oficiales; pero cuando por haberse dicho A la Rota se ponen 
a nombre de ésta con la circunstancia de Vistos, la rubrican 
los sennores y lo firma el Secretario, que es lo que comümente 
se entiende en los demás tribunales, cuando manda dar cuen¬ 
ta por Relator. 
»El Nuncio no interviene sino en el primer decreto de los 
reoursos que se introduzcan pidiendo letras, y sin embargo 
de que aquél era rubricado por el Asesor, las letras se enca¬ 
bezaban a nombre de Su Eminencia y las firmaba, con cuyo 
acto concluian todas sus funciones en los litigios, hasta que, 
como queda dicho, se acudia por medio de la Abreviaduria 
pidiendo comisión para los segundos y sucesivos turnos. 
»Estos son fijos, y sólo varian cuando ocurre alguna va¬ 
cante, de forma que para las vistas se reputan siempre como 
unicos corresponsales del ponente los dos Auditores de 
Sala» (45). 
Y precisamente de esta facilidad de formar los turnos den¬ 
tro del mismo Tribunal constituyéndose, segûn proceda, unos 
Auditores en superiores jerárquicos de otros, confirmando o 
revocando los fallos de éstos, es, a mi humilde entender, de 
donde viene el nombre de Rota, con el que este Tribunal, a 
imitación de la Sagrada Rota Romana, es conocido. 
Claro es que los historiadores del Derecho canónico, al 
estudiar el origen del nombre Rota con que la Romana es 
conocida desde que en el siglo XIV revistió caráoter de ver¬ 
dadero Tribunal, no estån unånimes; pues mientras unos lo 
hacen derivar de Santa Catalina de la Rota, que ésta era la 
iglesia en que se reunian los Auditores para dar culto a su 
celestial patrona Santa Catalina de Alejandria, otros creen ser 
su origen el hecho de sentarse en circulo o rueda — en ita- 
liano ruota— los Auditores para discutir y votar sus fallos; 
unos, como Bernino (46), coincidiendo en parte con la opi¬ 
nión anterior, creen que proviene el nombre de Rota de que 
el salón en que se reunian los Auditores tenia en su pavi¬ 
mento de porfido la figura de una rueda; otros, como el padre 
Ehrle, a quien parece inclinarse el egregio cardenal Lega (47), 
Max-Planck-Institut fü 
encias Morales y Politicas 
Real Academia 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer