Full text: Marichalar y Monreal Eza, Luis: Tesis: La organización económica nacional

DISCURSO 
das son incapaces de cohonestarse. Mucho cabria oponer a 
esta afirmación, asaz infundada, por cuanto son universales, 
variadisimos y notorios los ejemplos que podrian citarse de 
libres y espontáneas acciones colectivas implantadas y des¬ 
envueltas por el propio espiritu de empresa individual. De 
aqui que no pueda sostenerse la afirmación de estos auto¬ 
res (pág. 31) de que la naturaleza anárquica y el móvil ex¬ 
clusivo de interés particular que opone esas acciones priva¬ 
das unas contra otras, les impedirá siempre someterse a una 
sola dirección. Claro es que si esta dirección es la del Esta¬ 
do, se halla justificado su recelo para acatarla, pues ya antes 
los autores han definido a ese Estado de manera bien cruda 
y sangrienta. Pero el propio instinto del interés individual 
nos tiène demostrado que sabe reemplazar, cuando le es ûtil. 
la oposición por la inteligencia. Y si bien es cierto que la 
lucha del interés privado contra el general ha tomado en 
momentos, y reviste en ocasiones, caracteres horribles, no 
creo que sin discusión se admita unánimemente la conclusión 
de que hay que estar ciego para no comprender que el inte¬ 
res privado es por su propia naturaleza el enemigo irreduc¬ 
tible del interés publico. Bien está que se afirme que aquel 
primer interés no obra pensando en el segundo; pero no es 
ménos exacto que por el propio juego y libre expansión de 
unos y otros intereses viene a quedar a salvo el pûblico en 
general cuando aquellas iniciativas individuales no campean 
duenas y senoras en un pleno libertinaje. 
Por esto vemos ya a los autores precipitarse por la pen¬ 
diente cuando proclaman como deducción lógica la de que 
es imposible contar con las acciones privadas para ejecutar 
el programa de regeneración que se impone en Francia, sien¬ 
do la conclusión imperiosa de este capitulo la de que hay 
que hacer desaparecer las empresas privadas, absorbiéndo¬ 
las todas en una vasta Empresa nacional. 
Al llegar aqui los esfuerzos de estos autores para trazar¬ 
nos el esquema de la «Asociación Nacional de Producción» 
que ellos conciben (cap. V), mueven a meditación dolorosa. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
päische R 
itsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer