Full text: Marichalar y Monreal Eza, Luis: Tesis: La organización económica nacional

DEL EXCMO. SR. D. LUIS MARICHALAR Y MONREAL 
han resultado limitativos de los amplios preceptos en la mis¬ 
ma contenidos. Nada exige y nada roclama, sino aquellas 
meras reglas de policia y de conocimiento que la seguridad 
publica y la moral presuponen siempre. En lo demás no hay 
fin social para el que los espanoles no se hallen autorizados 
a asociarse, dentro de un margen y de un marco de tal ex¬ 
tensión, que quien quiera tocarlo, tiene forzosamente que de¬ 
limitarlo, lo cual es tanto como restringirlo. 
Podria aducir, en testimonio de mi aserto, los intentos 
recientes de nuevas leyes de Asociación que no han podido 
prosperar, porque, bajo la bandera de la libertad, se sometia 
ésta a frenos y cortapisas altamente retrógrados. Bien hava, 
pues, el gobernante eximio a quien cupo la honra de unir en 
forma imperecedera su nombre a la sanción de la ley más 
progresiva que desde la Restauración acâ se ha dictado! 
La personalidad del Sr. León y Castillo como diplomático 
destaca aùn mâs que la politica, a causa de la transcendencia 
de los acuerdos en que le cupo la alta honra de intervenir 
como uno de los principales actores. Muchos estudios se han 
publicado ya acerca de la politica de Espana en el Medite 
rrâneo; asi que ha de quedar reservado para un biógrafo es¬ 
pecial cuanto concierne a la actuación personal del Sr. Løón 
y Castillo desde 1894, en que fuera a la Embajada de Paris 
hasta su fallecimiento, acaecido en el desempeno de la mis¬ 
ma. No me toca, por consiguiente, hacer aqui el análisis de 
los Convenios intentados o suscritos en 1902, 1904, 1907 
y 1912, con toda la serie de negociaciones, de incidencias y de 
circunstancias de politica exterior que motivaron unos u 
otros y que se entrecruzaban durante los tratos pendientes, 
a causa de lo febril que fué todo ese periodo en que a León 
y Castillo le tocó representarnos en el Extranjero. 
Pero es bien hacer resaltar que desde la fecha en que 
León y Castillo fué a Paris empezó ya a iniciarse una apro¬ 
ximación entre las naciones occidentales, siendo el primero 
de sus éxitos el de octubre de 1895, cuando se consiguió que 
el Gabinete de Tokio se conformase con la declaración de 
Max-Planck-Institut für 
Vorales y Politicas 
europäische Rechtsgeschich
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer