Full text: Redonet López-Dóriga, Luis: Tesis: El trabajo manual en las reglas monásticas

DISCURSO 
596 
sus manos lo que sea bueno para aliviar a los que padecen. 
No sé, ni à mi propósito importa, si en efecto, como quieren 
el P. Clavel y demás historiadores 6 panegiristas (51), hubo 
va monasterios basilios en Espana, à partir de la dominacion 
griega; ni siquiera ha de detenerme el examen de si al re¬ 
aparecer en el siglo XVI, hubieron primero de vencer las 
dificultades à que alude D. Vicente de la Fuente, suscitadas 
por el Consejo de Castilla y algunos institutos monasticos 
(precursores de los monroistas americanos), partidarios de 
que la regla de San Basilio se circunscribiese à los monjes 
orientales, no permitiéndose sino la de San Benito para los 
de Occidente (52). El hecho es que, más 6 menos pronto. 
hubo Congregaciön basilia en nuestra patria, debidamente 
confirmada por los Pontifices romanos, y que incluso rigie¬ 
ron para ella unas Constituciones especiales recogidas por el 
P. Teófilo Pirro (53), dentro de cuyas Constituciones, todavia 
se especializaron y editaron aparte las del monasterio réfor¬ 
mado del Tardón (54). Pues en el cap. II (De labore manuum) 
de la parte primera de estas ultimas Constituciones, declarc 
el Papa Clemente VIII, que los monjes, de acuerdo con la 
regla de su Instituto, debian trabajar, no tanto para procu¬ 
rarse de qué comer cuanto para la salud de sus almas. 
Anotemos como deducción de esto que dicen las réglas 
orientales, que, segûn ellas, fueron causa y motivo, al mismo 
tiempo que finalidad del trabajo ineludiblemente obligato¬ 
rio, además del logro del sustento propio, la conveniencia de 
huir del ocio, de auxiliar al necesitado y de sufrir afficcion o 
penitencia çon el conseçuente provecho espiritual; es decir, 
los mismos propôsitos que como hechos dejamos recogidos 
al hablar de la vida de los anacoretas y cenobitas orientales. 
Sin riesgo de convertir este Discurso, de carácter prédomi¬ 
nantemente narrativo, en extenso tratado doctrinal, pocc 
cabe anadir sobre lo ya dicho, en punto à la finalidad de cas¬ 
tigar la carne por medio del trabajo. Aconseja el Eclestdstico. 
que se pene atrozmente y se meta en el cepo al siervo male¬ 
volo, que es tanto como decir que se atormente y torture el 
Max-Planck-Institut für 
encias Morales y Politicas 
Real Academia 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer