Full text: Redonet López-Dóriga, Luis: Tesis: El trabajo manual en las reglas monásticas

LISCURSO 
686 
oficio divino y se suprimia la misa. Lo cierto es que se réza¬ 
ba y salmodiaba, se comia y hasta se dormia, fuera del mo¬ 
nasterio, en el campo y en las casas preparadas al efecto, en 
las que habria luz y un lecho para cada monje. Cuando no 
se pernoctaba fuera del convento, todavia era licito al prior, 
en este tiempo de las apremiantes faenas agrarias, retener à 
los hermanos en el trabajo hasta después de la Ilamada à 
visperas. 
Este parece el momento de recordar, que las granjas cis¬ 
tercienses, no fueron lo que hoy creeriamos, es decir, ha¬ 
ciendas de campo, cercadas ó no, en las que por lo comun 
existe un caserio destinado á las gentes de labor çon sus 
aperos y á la estabulación del ganado. Segûn demuestra 
M. d’Arbois de Jubainville (123), granja, en la Edad Media, 
fué un término genérico, indicador de cualquier construc¬ 
ciön destinada á la explotación agricola; pero las granjas 
cistercienses eran pequenas abadias, con su capilla, su dor¬ 
mitorio, su refectorio y su horno, sin otra diferencia con los 
monasterios, que la no permanencia en ellas de los monjes 
sino en las temporales y acuciosas épocas de las grandes 
faenas del campo. Quienes residieron habitualmente en las 
granjas, fueron los simples mercenarios y los hermanos con¬ 
versos, que aunque adscritos á todos los oficios manuales 
(Capitula usum Conversorum: Guignard: Les Monuments pri¬ 
mitifs de la Règle Cistercienne: Liber usum...., 1643), desempe¬ 
faron principalmente los menesteres de cachicanes y de mo¬ 
zos de labranza. En un capitulo: Qualiter se habeant fratres con¬ 
versi in grangiis, se determinan los deberes de estos con¬ 
versos, que no podian recibir mujeres ni tener campanas en la 
granja (VII: Quod foemina non ingrediatur curlem grangiarum; 
XX: De campanis). El alemán Hofmann, en su libro Das Kon¬ 
perseninstitut (1905), ha dejado bien estudiada la naturaleza 
religiosa y social de estos beneméritos auxiliares del Cister, 
cuvos usos fueron al fin recogidos y completados por una 
regla especial (regula conversorum) (124). La posible ignoran¬ 
cia de los conversos, legos y barbados (laicos barbatos), fue 
k 
Real Academia 
as Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer