Full text: Clemente de Diego y Gutiérrez, Felipe: Tesis: El uso, los usos sociales y los usos convencionales en el Código Civil español

DISCURSO 
12 
tratado en las conferencias anteriores. Hallado el punto de 
enlace y planteado el problema del dia con creciente entona¬ 
ción de voz, era maravilloso, sencillamente maravilloso, cómo 
lo desenvolvia; jouanta facilidad y cuánta elocuencia en la 
dicción; qué sobriedad, y precisión, y claridad en el lenguaje; 
qué finura de análisis y cuál perspicacia de investigación, 
cuánta lógica, rotundidad y concatenación en los argumentos 
por donde se hacian visibles los ultimos hilos é intimas esen 
cias de lo que explicaba! Asi se hacia pronto dueno de sus 
oyentes, que con religioso silencio le seguian, imprimiendo 
en sus mentes las especies que el maestro vertia, y la clara 
visión del objeto de la Ciencia, sin lo que es muerta la efica 
cia de la ensenanza. 
No hacemos con esto profesión de fe en esta materia, ni 
es lugar adecuado para decir si eso es ó no ideal de perfec¬ 
ción; pero en las condiciones de organización de nuestras 
câtedras, apartadas todavia de todo laboratorio, de todo se¬ 
minario, de todo complemento natural de aquella primora 
etapa en la obra de la ensenanza, no se puede hacer más. 
Porque lo que no puede negarse, y si se niega es cerrar los 
ojos à la luz, es que el primer estadio en esa tarea, es una re¬ 
visión seria y concienzuda de la disciplina por explicar; des 
pués vendrán los ejercicios, tanteos y ensayos de labor per 
sonal del alumno, los continuados estimulos á despertar en 
él su espiritu critico y à familiarizarle con el manejo de los 
instrumentos de investigación; mas esto, repetimos, exige una 
primera materia, y esa materia es la de la disciplina en cues¬ 
tión. Cierto que éstas no se dominan sino dominando sus 
fuentes y sus procedimientos euristicos y compositivos, y te¬ 
niendo un propio criterio personal labrado en interrogacio 
nes continuas à la realidad por estudiar; pero esto creemos 
que es lo ultimo y no lo primero, el remate y no el princi¬ 
pio. Precisamente por no existir en nuestro pais, aunque ya 
se dibujan y marcan algunos felicisimos atisbos, órganos ade¬ 
cuados para estas diversas etapas del ciclo de la ensenanza, 
la que damos en las Universidades tiene que cumplir y su¬ 
Max-Planck-Institut für 
cias Morales y Politicas 
Real Academia 
tsgeschichte 
europäise
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer