Full text: Posada, Adolfo: Tésis: La ciudad moderna

DEL SR. D. ADOLFO G. POSADA 
371 
En el desarrollo urbano moderno, se observa un creci¬ 
miento general de las ciudades, ya sea de las viejas ciudades 
europeas y de las primeras americanas, ya sea merced à la 
formación expansiva de las que surgen respondiendo á las ne¬ 
cesidades de la intensificación industrial y mercantil; la ciudad 
atrae al hombre civilizado con excepcional fuerza; pero den¬ 
tro de ese crecimiento de las ciudades, de esa expansión del 
urbanismo, senälase el fenómeno caracteristico de la formación 
especial de la gran ciudad, de la ciudad enorme, que á veces 
avanza, como marea absorbente, cubriendo todo el espacio de 
una amplia región: Buenos Aires, conquistando su extensisi- 
ma zona de la Ilanura argentina, sin limites, es un admirable 
simbolo de la ciudad moderna. La población dirigese, pues, 
hacia centros diseminados: hacia las grandes ciudades—de 
más de 100.000 almas—. Y estas grandes ciudades son quizá lo 
especifico del movimiento urbano de nuestros tiempos. Hacia 
el final de su admirable estudio, después de utilizar al máximo 
las revelaciones de la estadistica, Weber escribe estas pala¬ 
bras: «Una de las conclusiones derivadas de la estadistica del 
crecimiento urbano..... (1) es la de que el proceso de concen¬ 
tración de la población es de tendencias centralizadoras, esto 
es, las grandes ciudades se desarrollan más rápidamente que 
las pequenas y absorben la gran masa del crecimiento urba¬ 
no. La hipôtesis de Levasseur, segûn la cual, «el poder de 
atracción de los grupos humanos es, en general, proporciona¬ 
do à su masa» (2), resulta casi en todas partes confirmada. 
menclátor de 1888. Los datos de 1900 están tomados del Nomenclâtor de 
las Ciudades, Villas, Lugares, Aldeas, etc., de Espana, formado por la Di¬ 
rección general del Instituto Geogréfico y Estadistico, con referencia al 31 
de Diciembre de 1900 (Madrid, 1904); trátase de la población de ciudades 
y villas, con exclusión de las que en cada término municipal vive en lu¬ 
gares, aldeas, etc. Los de 1910 me han sido facilitados por el Sr. Reven¬ 
ga, del Instituto Geográfico y Estadistico, à quien quedo muy reconocido 
por estas y otras noticias que amablemente me ha proporcionado. 
(1) V. todo el capitulo II de la obra de Weber y compárese con el IX. 
(2) Levasseur: La pop. franç., II, p. 355. 
Max-Planck-Institut für 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer