Full text: Conde y Luque, Rafael: Tesis: Francisco Suárez, S. J. (doctor eximius)

DEL EXOMO. SR. D. RAFAEL CONDE Y LUQUE 
549 
gen, proceso é inacabables manifestaciones; primero, en la 
misteriosa economia del Ser eterno é infinito, y después en 
la creación del mundo y de la humanidad. Su inteligencia 
extraordinaria, acaso por serlo, por la armonia de sus facul¬ 
tades, no fué creadora, si por tal se entiende las invenciones 
o novedades, más ó menos deslumbradoras, producto de la 
imaginación y de un subjetivismo sistemático, de lo que tan¬ 
tas muestras nos ofrece la historia de la filosofia. Lieno y 
como abrumado su espiritu por la grandeza de la Revelación. 
sólo aspiró à comentar los datos recibidos de tan altos ori¬ 
genes, convirtiéndose en expositor de la gran realidad, que 
consideraba obra divina. Algo semejante å esto insinuaba 
Balmes cuando decia en el prólogo de su Filosofia funda¬ 
mental: «No significa este nombre una pretensión vanido¬ 
sa..... No me lisonjeo de fundar en filosofia; pero me pro¬ 
pongo examinar sus cuestiones fundamentales.» Conviene 
notar que tal modestia, unida à tan gran poder intelectual, 
es una garantia de acierto en las ciencias morales. En efecto; 
en la excursión que la mente de Suárez hace á través de la 
existencia, el Derecho tiene el lugar que le asigna el proceso 
racional y aun dialéctico del autor. Dos son los grandes ac¬ 
tos y oficios de Dios fuera de si mismo, á saber: la creación 
ex nihilo y la conservación de ella modiante la Providen¬ 
cia: la cual creación hubo de tener dos formas: una, primiti¬ 
va, la ley natural establecida para regir los seres inteligen¬ 
tes; otra, posterior en el orden del tiempo, cual es la gracia, 
auxilio directamente sobrenatural. De esta segunda forma, 
propia de la teologia, prescinde ahora Suárez, pasando à or¬ 
ganizar, con sólo los medios de la razón, todo el orden juri¬ 
dico. 
En el elegante prólogo-que, segûn su costumbre, pone al 
frente de éste, como de todos sus libros, después de probar 
que el concepto de la ley tiene su origen en la elevada re¬ 
gión de la ciencia divina, por lo cual todos los grandes teó¬ 
logos en aquél se ocuparon, anade, que de alturas semejan: 
tes, ó sea de la filosofia, dedujeron también ese concopto filó¬ 
Max-Planck-Institut für 
olitica 
leal A 
Jiencias 
uropäische Rechtsgeschie
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer