Full text: Conde y Luque, Rafael: Tesis: Francisco Suárez, S. J. (doctor eximius)

632 
CONTESTACIÖN 
tas al concepto cristiano del derecho, proclaman al pueblo 
soberano, ó sustentan como dogma de derecho publico el 
Ilamado principio de la soberania popular. 
San Agustin discurria ya, y no como cosa nuova, sobre la 
idea de la sociedad universal ó de todas las naciones, colo¬ 
cândola en tercer lugar entre las sociedades humanas, es 
deeir, después de la familia y de la ciudad ó sociedad publi¬ 
ca (1). Como quiera que las relaciones entre pueblos son de 
sóciedad á sociedad, no pueden real y moralmente mante¬ 
nerse sino entre soberano y soberano, «pues que el término 
de toda relación entre sociedades independientes», segûn 
dice Taparelli, «no puede ser otro sino las unidades sociales, 
y estas unidades las constituyen esencialmente las autorida¬ 
des respectivas, sean ellas las que fueren» (2). Siguese de 
aqui que, siendo aquellas relaciones internacionales y for¬ 
mando en su conjunto el derecho de gentes ó internacional, 
originariamente hay que buscarle en las relaciones entre 
poder y poder: en este sentido he dicho que de la idea de 
poder deriva la de Derecho internacional. 
Y, efectivamente, en la relación entre poderes se encuen¬ 
tra el origen histórico de este derecho. La concesión del 
commercium sirvió entre los romanos para abrir las puertas 
à las relaciones juridicas internacionales, sobre la base de 
un derecho desarrollado por el praetor peregrinus desde 
fines del siglo v de Roma. Por eso, en mi discurso de en¬ 
trada en esta Real Academia, sostuve que «antes que el es¬ 
toicismo (unica doctrina filosófica griega asimilada por los 
jurisconsultos romanos) proclamase la existencia de un jus 
naturae, el comercio la reconoció prâcticamente, mas alla 
de aquel otro derecho que, segûn la Instituta, quisque po¬ 
pulus ipse sibi constituit», fuese cualquiera el momento en 
(1) «Post civitatem vel urbem sequitur orbis terrae, in quo tertium 
gradum ponunt societatis humanae, incipientes a domo et inde ad urbem, 
deinde ed orbem progrediendo venientes.....» (De Civitate Dei, lib. XIX, 
cap. V.) 
(2) Ob. cit., tomo III, págs. 8 y 9. 
Max-Planck-Institut für 
as Mo 
uropäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer