Full text: López Muñoz, Antonio: Tesis: La politica y la moral

352 
DISCURSO 
del maestro de escuela? Despertar y cultivar en los ninos, 
por el modio adecuado à su edad, que es loy de la onsenanza 
en la determinación de la materia y del modo, la idea de la 
responsabilidad. La idea de la responsabilidad es la primera 
fulguración de la libertad humana, à cuya acción se revela 
en la conciencia todo lo que hay de augusto on ol nino y 
habrá de soberano y eficaz en el hombre. La responsabili¬ 
dad no es ya, desde luego, el tránsito del nino al hombre; 
pero es el primer latido del hombre en las entranas virgenes 
de la ninez. El nino que se sonroja de su falta, que se duele 
del dano producido por su travesura, diestramente advertido 
de ella por el maestro; que teme, no ya el castigo de fuera, 
sino el reproche de su ser intimo, y que agradece, más que 
el galardón vistoso, el sosiego inefable de su espiritu en el 
bien obrar, está salvado para su dignidad, para su acción 
progresiva, estâ conquistado para toda santa causa, para todo 
generoso esfuerzo de ciudadania, de patriotismo, de influjo 
civilizador. 
La segunda ensenanza, contra la cual se han producido 
pedagogos ilustres—yo recuerdo un debate sobre ese tema, 
que con grande honor para mi sostuve en el Congreso con 
el repûblico insigne de bien amada memoria, el Sr. Salme¬ 
rón—; la segunda ensenanza que, à mi juicio, es un grado 
insustituible, porque responde à la ley pedagógica de la 
edad, de que acabo de hacer mérito y que es la primera de 
todas, porque con la edad se van determinando los varios 
modos y estados del sujeto receptivo de la ensennanza misma, 
tiene dos fines perfectamente distintos: el de la cultura gene¬ 
ral y el de ser piedra de toque de las aptitudes individuales. 
Ambos son del mayor intorés. La cultura general es, como 
ya he dicho, la habilitación del individuo para concurrir dig¬ 
namente à la obra social comûn, á cuyo ambiente no puede 
ser el hombre extrano, sin que por extrano se le tenga en la 
que debe constituir su propia esfera de acción. Por lo mismo 
que la vida es acción, la segunda ensenanza ha de tener un 
carácter prâctico. Está bien que conserve su clasicismo, está 
Max-Planck-Institut fü 
Real Acad 
lia de Ciencias 
uropäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer