Full text: López Muñoz, Antonio: Tesis: La politica y la moral

DISCURSO 
348 
salir de esa órbita, limitándose á concordar las esferas na¬ 
cionales y jamás aspirando á regir su vida interna; porque 
entonces el Estado perderia su naturaleza de órgano espe¬ 
cial juridico, para invadir la esfera de la Nación integral. 
El Estado debe condicionar la ensenanza, la creencia, cuan¬ 
tas sean las actividades sociales; pero el Estado no puède 
imponer el criterio cientifico ni la fe religiosa, que son obra 
exclusiva del sabio y del creyente. Y esto, no ya respecto 
del libre ejercicio de las profesiones, sino también respecto 
de aquellas que se ejercitan bajo el patrocinio directo del 
Estado, en las cuales no hay para el maestro ni para el cré¬ 
vente otra limitación que la del Derecho mismo, y por 
tanto, la del respeto á la ley comûn. El maestro y el cré¬ 
vente no tienen más regulador que su conciencia, ni mas 
freno que su moralidad y su acatamiento al orden legal cons¬ 
titui do. 
Ved aqui el concepto de otro deber no menos importante 
para el Estado: el de producirse con libertad, proclamando, 
respetando y aun estimulando la de todos los organismos 
que se hallan bajo su custodia. Es elemental este deber, por 
la razón de que el Derecho, al que sirve de medio la Poli¬ 
tica, tiene, segûn en su lugar expresamos, el generador obli¬ 
gado de la libertad del sujeto. No se dice el Derecho sino de 
los agentes libres; y por consecuencia, el Estado que no sea 
liberal en sus principios y en sus procedimientos, sin que el 
serlo deba nunça pugnar con el orden, que forma en rigor 
el sostén de la libertad misma, falsea en su propia base el 
cometido que su naturaleza le impone. La libertad es à la 
vez impulso y ambiente de la vida pûblica, como es impulso 
y ambiente de la vida individual: impulso, porque es facul¬ 
tad creadora que en el Universo representa la caracteristica 
de la progresiva naturaleza humana; y ambiente, porque 
fuera del que la libertad produce en torno de cada pueblo y 
de cada individuo, ni las almas respiran, ni las ideas cuajan, 
ni los sentimientos florecen, ni los legitimos intereses me¬ 
dran. Sin la libertad politica, las naciones carecen de su na¬ 
Max-Planck-Institut fü 
Real Academia de Ciencias Morales y Politice 
europäische Rechtsgeschicht
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer