Full text: Fernández Hontoria García de la Hoz, Ramón: Tema: El anarquismo contemporáneo: sindicalismo revolucionario

323 
DEL EXCMO. SR. D. JAVIER UGARTE Y PAGÉS 
pos sobre todo, han sido roputados por corifeos de todas las 
escuelas y de todas las tendencias, como arietes formidables 
para la realización de todo propósito fecundo y de toda idea 
difusiva. 
Ahora bien: lo que tratándose de fines licitos no puede 
menos de merecer el elogio y el concurso de los espiritus 
rectos, de las voluntades sanas, de los corazones generosos, 
ha de ser, por el contrario, mirado con justa prevención, co¬ 
hibido é impugnado con previsor empeno, cuando se dirija 
å trastornar, å desvencijar, à adulterar y profanar los fueros 
de la verdad, de la razón, del derecho, de la libertad, de la 
justicia. De donde se desprende que el sindicalismo, como 
medio, es esencialmente bueno; vigoriza y tonifica la acción 
de los que á él se acogen; la encauza, la da unidad, la ex¬ 
tiende en su iniciación y en sus resultados. jCuántas inicia- 
tivas individuales se malogran, como se pierde el agua que 
no se canaliza, las cuales podrian prosperar bienhechora¬ 
mente si se organizaran sobre la base de un esfuerzo co¬ 
lectivo!.... Las izquierdas radicales han aprendido bien su 
papeleta: se valen del sindicalismo porque no ignoran à 
cuánto alcanzan sus derivaciones en punto á la ejecución del 
plan à que las ajustan. Y esto no es siquiera censurable; tie¬ 
nen un arma al alcance de su mano y la empunan, no ya¬ 
en esta ültima exteriorización doctrinal de la nueva escuola¬ 
como el asesino esgrime el punal, acechando à su victima 
en la obscuridad y por sorpresa, sino dando el grito de alerta, 
desafiando al enemigo cara à cara, con la visera levantada 
y en campo abierto..... Justo es reconocer la franqueza de 
estos procedimientos, en pro de los cuales se vienen publi¬ 
cando libros, divulgando folletos, celebrando congresos, 
para advertirnos de que hay gentes que han sentenciado à 
nuestro régimen, de que se proponen abatirlo y desterrarlo, 
llegando hasta pretender persuadirnos—jtales son sus re- 
cursos polémicos y sus gallardias retóricas!—de que el fallo 
es fatal y rigurosamente ejecutorio. 
Y ante esta consideración asalta el ánimo de todo hom¬ 
Max-Planck-Institut fü 
europäische Rechtsgeschie
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer