Full text: Fernández Hontoria García de la Hoz, Ramón: Tema: El anarquismo contemporáneo: sindicalismo revolucionario

270 
DISCURSO 
que sirven à intereses primordiales de la civilización, y son, 
si no el mejor medio de obtener inmediatas ventajas mate¬ 
riales, si el medio unico de salvar al mundo de la barba¬ 
rie (1). Pero Sorel no demuestra tan singular aserto, ni me¬ 
nos la superioridad moral que atribuye à las violencias pro¬ 
letarias en la huelga general, respecto à las de la burguesia 
en las revoluciones politicas. 
Insistiendo en esta idea, en el libro Las ilusiones del pro¬ 
greso cita en abono de sus teorias el caso de Mme. de Staël, 
que, à pesar de ser espiritu tan fino, tan culto y delicado, y 
por lo mismo tan opuesto à los hechos groseros de la fuerza, 
no pudo menos de reconocer, sin embargo, que «hay circuns¬ 
tancias en la historia en que las pasiones son necesarias para 
descubrir ideas que de otra suerte hubieran permanecido 
ocultas ó ignoradas; porque mediante esas sacudidas violen¬ 
tas, el espiritu humano es llevado á observar y estudiar ob¬ 
jetos nuevos, como los terremotos ó los fuegos subterráneos 
muestran de vez en cuando al hombre riquezas que el tiempo 
solo no hubiera bastado para abrirlas camino». Por donde 
Sorel deduce que Mme. de Staël, observando los hechos de 
su tiempo, Ilegaba à proclamar también una misión creadora 
propia de la violencia (2). 
En todo esto hay una evidente confusión. Si se quiere 
dar à entender que muchas veces los actos de fuerza, las 
guerras y revoluciones, han aportado elementos nuevos de 
vida, gérmenes de progreso y de civilización—y aun los 
adelantos de una civilización superior—que luego en la paz 
han floreoido y dado óptimos frutos al mundo; jahl, enton¬ 
ces estamos conformes: esos son hechos innegables. Pero si, 
como Sorel indica, el acto de fuerza se roputa en si mismo 
necesario, justo y creador, eso lo niego rotundamente; por¬ 
que no se demostrarâ nunca la necesidad, la justicia ni la 
potencia creadora de la violencia. No es necosaria, porque la 
(1) G. Sorel, Réflexions sur la violence, ch. II, pág. 120. 
(2) Idem, Les illusions du progrès, ch. V, pág. 237. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
uropäische Rechtsgeschicht
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer