Full text: Burgos y Mazo, Manuel de: Tesis: El ciclo de las sociedades políticas: formación, conservación y disolución

DISCURSO 
446 
la materia y del espiritu; asi es que, bien estudiado, no se le 
puede tampoco clasificar entre las fuerzas genuina y pura 
mente materiales. 
Ya hemos dicho que yerran por igual gravemente los que 
ante el compuesto social como ante el compuesto humano 
deprimen à la materia hasta el punto de creer que la perféc 
ción del ser no depende sino de la del espiritu; que la mate¬ 
ria no representa para éste sino enfermedades y males y tra¬ 
bas para su desenvolvimiento; y aquellos otros que negando 
el componente psiquico ó privándole de su indiscutible pri¬ 
macia y relegándolo á lugar secundario, conceden la acción 
principal en el compuesto á la materia, y à ésta atribuyen 
toda fecundidad y todo el bien social, y entienden que el vi¬ 
gor y la felicidad de los pueblos estriba sólo en el acrecen¬ 
tamiento de la riqueza material y en la salud y el desarrollo 
de los cuerpos y en el buen funcionamiento del organismo 
fisico, tanto individual como social. 
«El bien y el dinero, decia Logau, constituyen el espiritu 
y la sangre del hombre. El que nada posee es en el mundo 
un cadáver.» 
Contra manera tan degradante de concebir la vida social, 
la perfección del ente sociedad y aun la felicidad humana 
protestan al unisono la razón y la historia, la experiencia 
cotidiana y los dictados de las ciencias filosófica y socio¬ 
lógica. 
Una vez más lo afirmaremos antes de terminar este pun¬ 
to: la perfección del ser depende del grado de excelencia en 
que se concreten en él las substancias que lo componen; de 
la bondad de la unión en la formación del compuesto; del 
orden çon que debe prevalecer lo más noble y en cada caso 
lo más necesario en la acción por medio de la fuerza de los 
elementos espiritual y material, y de la mayor facilidad ex¬ 
terna que halle esta fuerza para actuar y desenvolverse. Y es 
indudable que en el instante de la formación del ser, todas 
estas condiciones se cum plen, con excepciones que no alteran 
la rigida verdad de la doctrina, porque la naturaleza no deja 
k 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer