Full text: Armada Losada, Juan: Tesis: De la educación moral

511 
DEL EXCMO. SR. D. JUAN ARMADA LOSADA 
personal, no acertadas á concertar ó á contrastar las facul¬ 
tades, no lograda, de una û otra suerte y por la unidad del 
ser, la de la vida. Siquiera no ceda la humana á bajas soli¬ 
citudes y si sólo á nobles motivos, hallará causa de extra 
vio y error en las propias soledades del pensamiento; lo ha¬ 
llará en la independiente, fria, pasiva naturaleza del en 
tendimiento mismo, muy pagado de si, que en si entalla y 
recoge ó asimila las especies, mejorándolas; condición in¬ 
versa á la de la voluntad,—por eso ambas se completan¬ 
potencia unitiva que busca perfección fuera de si, aspi¬ 
rando à satisfacer superiores anhelos; perspectivas que des¬ 
cubre el amor, harto más dilatadas que las que puede re¬ 
correr, hallando para el deseo estimulo; albricias de otros de¬ 
seos nuevos, que tampoco colmarán ansias, verdaderamente 
inextinguibles, en que el espiritu se revela inmortal. jQué 
incomparable hermosura y grandeza, la de esta vida inte¬ 
rior, en que está toda la vida; las ideas madres, los senti¬ 
mientos virgenes, éstos animando aquéllas, fecundándolas. 
ondas que manan secretamente de fuente interior, oculta y 
callada! jy se llama educador al que tiene por misión cegar 
la fuente, ó al que enturbia y enloda las puras aguas en 
el escondido manantial! Sacrificio del ser, de su verdadera 
libertad, de la interior, sin la que son las exteriores fan¬ 
tasmas ó sombras, que se alejan al perseguirlas y se des¬ 
vanecen al tocarlas. Educar para la libertad y no para la 
creencia y la convicción, es algo tan contradictorio como 
falso. Si sólo prestáramos asentimiento à lo que se nos ofre¬ 
ce real y por el testimonio del sentido, como el vulgo del 
racionalismo moderno pretende, caeriamos en la négacion 
de todo progreso cientifico; de tales progresos se ufana jus¬ 
tamente nuestra época, pero obsérvese cómo las mas de las 
veces, semejan lograrse à costa de la misma razón, prévale¬ 
ciendo lo que aparentaba contradecirla, lo que era méra¬ 
mente ignorado ó contradicho por ella; siempre sometida à 
prueba de experiencias, que traen sorpresas y desenganos. 
sobre todo cuando franquea los limites de la percopción, 
Max-Planck-Institut für 
Real Aca 
lorales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer