Full text: Ugarte y Pagés, Javier: Tesis: Las modernas ideas de organización social y nuestras antiguas leyes y costumbres

382 
CONTESTACIÖN 
Academia, tuve buen cuidado de advertir que no entendia 
«lo orgânico» en el sentido puramente material de los orga¬ 
nismos fisicos, sino en el concepto genérico de la relación de 
las partes con el todo viviente en que cada una participa de 
la vida del todo y le sirve y representa en el ejercicio de de¬ 
terminadas funciones; sosteniendo que al vivir el hombre en 
el todo social, no abdica su personalidad, sino que le sirve y 
representa como quien es, como ser consciente, libre y res 
ponsable de sus actos. El Sr. Piernas, al hablar aqui también 
de la solidaridad, decia con razón, que «la solidaridad no au¬ 
toriza para negar las libertades individuales, porque la res 
ponsabilidad colectiva que aquélla establece viene después 
de la personal, que exige para cada hombre la posibilidad 
de determinar sus actos y le obliga á consultar su propia con 
veniencia». Y el Sr. Dato, en su reciente discurso de recep¬ 
ción, al exponer con tanta erudición las diversas opiniones 
sobre la Justicia social, sintetizaba su juicio acerca de ellas, 
diciendo: «Si no se parte del reconocimiento del hombre como 
sujeto de derechos, que en absoluta independencia de los de¬ 
mâs le corresponden; si no se cree que la sociedad es el con 
junto de individuos que mutuamente se necesitan y que reci¬ 
procamente se reconocen una personalidad y la respetan, y 
si no se define el Estado como una institución creada por esta 
sociedad para garantizar los derechos de todos, mediante los 
örganos adecuados, no hay discusión posible.» 
El mérito que, á mi entender, tendrá siempre Kant, à pe¬ 
sar de las deficiencias de su doctrina, es haber ensenado que 
la misión esencial del Estado es realizar el Derecho, que éste 
tiene una esfera propia distinta de la Moral, y que cuando 
ambas esferas se confunden queda la libertad á merced de 
las arbitrariedades del Poder pûblico. Asi como à la escuela 
fisiocrâtica del siglo XVIII corresponde el lauro-de haber re¬ 
velado que el orden económico resulta establecido de un 
modo natural en la sociedad humana, obrando los hombres 
libremente con el estimulo del interés personal y bajo la ac¬ 
ción reguladora de la ley de la oferta y la demanda. Y á 
Max-Planck-Institut fü 
rales y Politicas 
europäische Red 
htsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer