Full text: Dato Iradier, Eduardo: Tesis: Justicia social

DEL EXCMO. SR. D. EDUARDO DATO IRADIER 
101 
cual es el de que hay deudores eternamente insolventes y 
acreedores eternamente impagados, lo cual exige la inter¬ 
vención de la sociedad para restablecer el equilibrio entre 
privilegiados y desheredados, podrá conducirle à pedir una 
justicia reparadora y å investigar cuål sea el mejor instru- 
mento para su realización; pero no es admisible darle como 
base racional y cientifica la consideración de que hay con¬ 
tratos complejos «que tienen por objeto hacer participar 
igualmente à los asociados de un cierto nûmero de ventajas 
y de riesgos comunes», y que la «mutualización» de esos 
riesgos y de esas ventajas «debe presumirse que es la primera 
condición que los seres racionales exigirian si fundaran hoy 
una sociedad». Esta voluntad presunta, «bien que no haya 
sido jamås expresada formalmente», debe entenderse y eje¬ 
cutarse hoy si se quiere organizar la sociedad segûn la jus¬ 
ticia, concluye el solidarismo; conclusión á la que sin pre¬ 
tensión de descubrir ninguna verdad antes ignota llegan 
cuantos hoy se preocupan (y son tantos como en los proble¬ 
mas sociales piensan) de la armonia entre el principio de li¬ 
bertad y el de deber, entre el individuo y la sociedad; sólo 
que éstos no creen, y hacen bien, que sea necesario inventar 
teorias originales para Ilegar á esa conclusión, à no ser que 
para borrar toda huella espiritualista y religiosa haya que 
torturar la inteligencia, la ciencia y la realidad, à fin de dar 
un pretendido fundamento cientifico à la moral laica que pa¬ 
dece la obsesión (y todo padecimiento es sinónimo de enfer¬ 
medad y por ende de debilidad) de declararse emancipada é 
independiente y aun no sé si hasta distinta de la cristiana. 
Asi, pues, no tendriamos inconveniente en ver con Bouglé 
en la doctrina de la solidaridad uno de los nobles esfuerzos 
de la conciencia contemporánea para resolver, por una 
nueva organización de sus ideas directrices, los problemas 
prácticos que la atormentan, ya que él mismo confiesa que la 
nueva doctrina ni llega à sus conclusiones por un método 
cientifico, ni puede verse en su moral una pura y simple apli¬ 
cación de la ciencia. Mas ocurre que nada aclara ni nada 
Max-Planck-Institut fül 
Real Academie 
encias Morales y Politicas 
päische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer