Full text: Dato Iradier, Eduardo: Tesis: Justicia social

DISCURSO 
tente con el más modesto de arte, con sólo recordar que el 
arte no es sino la aplicación de las verdades de una ciencia, 
forzoso le será partir del conocimiento de ésta para llegar à 
la aplicación de sus postulados; pero no menos cierto y evi¬ 
dente es que la Economia politica, ora por exagerar las con¬ 
clusiones á que el estudio de la roalidad la condujera, ora 
por apartarse inconscientemente en mâs de un momento de 
esa realidad misma, ha llegado en mås de una ocasión y en 
más de un problema à sentar premisas con las que el espiritu 
humano ha sentido lastimados ó preteridos determinados 
sentimientos que en su interior se albergan y que él con ra¬ 
zón tiene por fundamentales para su vida y la de sus seme¬ 
jantes. El rigorismo, la rigidez, son las caracteristicas de la 
ciencia económica hasta ahora; sus leyes son inexorables y 
fatalmente se imponen al hombre, sin dejarle recurso ni aun 
para el consuelo. Cierto que se nos dice que en definitiva el 
progreso surgirá allá en lontananza; pero en el interin no 
cabe hablar de nada que modifique ó altere el resultado ül¬ 
timo à que aquellas leyes conducen, y esto, por exacto que 
fuera, no puede admitirlo la humanidad doliente. Tenia que 
elevarse la voz que negara à esas leyes su caräcter de perma 
nencia y que las redujera á los limites de lo contingente; 
habia de surgir el grito que protestara de un progreso 
material cuya vertiginosa marcha triunfal tenia por via un 
desierto de afecciones y de simpatias, por alfombra un tejido 
de miserias y de desalientos y por aclamaciones los gritos 
del rencor y de la desesperación. Y esto es lo que significa 
el adjetivo de social, anadido hoy á la palabra economia, 
y à fin de sintetizarlo en una frase, me atreveria à decir que 
no significa mâs que la exclamación de que es preciso que 
no sea aquello que nos dice que es. 
Análoga evolución apreciamos en el concepto de justicia 
social. Indudable parece que, como dice el P. Antoine en las 
palabras que al principio citamos, la justicia social no viene 
à aportar ninguna idea nueva, puesto que ya de antiguc 
existen denominaciones que la comprenden, segûn que cor 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
uropäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer