Full text: Dato Iradier, Eduardo: Tesis: Justicia social

DISCURSO 
26 
que al hablar del justo salario dice que el salario familiar 
corresponde à la justicia social y no à la contractual y con- 
mutativa, y mås adelante, hablando de la miseria y de la 
beneficencia, expone que cuando la caridad privada no basta 
para el remedio de ciertas calamidades extraordinarias, el 
Estado debe suplir á ella, ejerciendo asi una función de jus¬ 
ticia social. Vemos, pues, que á pesar de equiparar la justicia 
social à las clases ó especies de justicia que desde tiempo de 
Aristóteles se vienen aceptando por todas las escuelas y to¬ 
dos los autores, incluyéndola mås especialmente en la justicia 
legal, usa, sin'embargo, en el curso de su obra de esa ex¬ 
presión, bien sea por valerse de un término hoy corriente, 6 
bien porque sin darse cuenta comprenda que en el califica¬ 
tivo de social entra algo que desborda de los conceptos rigi¬ 
dos de la división clásica de la justicia. 
No es ya el nombre de justicia social un pabellón que 
cubra mercancia socialista, pues que ni un solo libro se pu¬ 
blica à la hora presente sin que en él veamos consignada y 
aun enarbolada esa bandera, y muy especialmente las escue¬ 
las católico-sociales hacen de ella titulo y encabezamiento de 
sus opiniones. 
En mi sentir, hay una primera razón que abona la pro 
pagación rápida y el uso hoy corriente de ese nombre: ella 
es anâloga à la que ha dado carta de naturaleza al concepto 
de economia social en la ciencia económica. Ya Coquelin, en 
su Dictionnaire d'Economie politique, se quejaba del abuso 
del calificativo de social, y decia que en aquellos ultimos 
anos se le habia hecho servir de manto de tantas imagina¬ 
ciones locas, de tantas doctrinas antisociales y antihumanas. 
que seria necesario evitar durante largo tiempo su empleo en 
los trabajos serios. 
Se explica, dice Charles Gide, en su Economie sociale, 
este enfado contra la Economia social, con la cual los econo¬ 
mistas contemporáneos no se han reconciliado todavia del 
todo, porque surgió primero como una rival de la Economia 
politica, colocando enfrente de la ciencia de las riquezas la 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Re 
chtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer