Full text: García Alix, Antonio: Tesis: Función del rey en el régimen constitucional y parlamentario

692 
DISCURSO 
»Si, senores; un tribunal fué el que sancionó en Inglaterra 
los despóticos caprichos de Enrique VIII, desde el divorcio 
de la Reina á la ejecución de Sir Thomas Moore; el que 
encendió la hoguera de Smithfield y quemó á Latimer, Rid¬ 
ley y John Rogers; el que sostuvo la tirania de la contribu¬ 
ción impuesta à la marina mercante y despreció el patriotismo 
de Hampden; el que envió á Sidney y Russell al patibulo; el 
que decretó las leyes que nuestros padres puritanos se nega¬ 
ron à obedecer; el que con Sir Jeffryes á la cabeza enrojeció 
las pâginas de la historia con asesinatos juridicos como el de 
una inocente Princesa. 
»Si, senores; un tribunal de los Estados Unidos ahorcó á 
las hechiceras de Salem; afirmó que era constitucional la ley 
sobre sellos y dictaba su veredicto al Jurado; un tribunal 
de nuestros propios dias es, en fin, el que ha sancionado la 
infame ley para la extradición de los esclavos fugitivos.» 
Después de esto no es necesario entrar en razonamientos 
que no habian de tener la fuerza que presta la realidad de 
los hechos, pero si conviene, frente á estas pretendidas ad¬ 
miraciones, afirmar que más fuerza, más ensenanza, mavor 
autoridad que los abstractos principios filosóficos, apartados 
muchas, muchisimas veces, de la realidad, tienen aquellas 
provechosas ensenanzas de la escuela histórica que, retra¬ 
tando épocas y fotografiando hombres, nos pone de mani¬ 
fiesto que nada nuevo se descubre en el gobierno de los 
pueblos; que variando la escena por el tiempo y el actor por 
la sucesión de los hombres, no hay instituciones humanas 
en las que pueda depositarse una confianza absoluta en el 
orden de la justicia y el acierto, ni cabe dar á esos mismos 
hombres, segün vistan el uniforme del soldado, el traje sa¬ 
cerdotal ó la toga del juez, mayor autoridad, mayor rectitud 
y cualidades especiales y excelsas de bondad ó de justicia. 
Voy à tratar, no exento de temor, pero con todo el con¬ 
vencimiento que siente mi espiritu, otra de las prerrogativas 
esenciales del Rey en las monarquias constitucionales y par¬ 
lamentarias. Me refiero à aquella que le otorga el mando su¬ 
Max-Planck-Institut für 
olitice 
Ciencias Morale 
Real Ad 
uropäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer