Full text: Osma Scull, Guillermo J. de: Tesis: La protección arancelaria - análisis de su coste y de su justificación

DISCURSO 
390 
pasiones de la muchedumbre que se conceptûe como indis¬ 
pensable factor de opinión en las democracias. Digase en 
buena hora que quien quiera el fin quiere los medios; mas 
no se desconozca que padece la doctrina de la protección, à 
la par que la lógica serena, cuando no ya en un mismo dia, 
si que en párrafos consecutivos de un mismo discurso (1), se 
asienta que «todas las naciones civilizadas del globo han acu¬ 
dido à sus aranceles como medio de conservar su propic 
mercado para el trabajo de sus propios habitantes», y se de¬ 
duce inmediatamente la urgencia de «devolver golpe por 
golpe»: tomándose como á positivo agravio, acreedor à las 
penas del Talión, aquella preferencia que acábase de definir, 
la propia cuyos dictados se invocan, la que no se concibe 
que no sea igual para todos otorgándola cada cual à su pro¬ 
pia sangre. Fâciles aplausos son los que asi se cosechan, y 
no habian de faltar à quien anunciaba que ya se veria cômo 
rebajaban las demâs naciones sus aranceles, antes de que 
peor cosa les aconteciera. El alcance real de tales dichos y 
profecias es acaso lo que meditan los muchos que no siguen 
al Sr. Chamberlain en su franca profesión de fe, mas quisie¬ 
ran, tanto como es natural, los beneficios del proteccionis¬ 
mo si pudieren lograrse de balde. Equivalente beneficio 
para las industrias británicas se lograria, sin duda alguna, 
si bastara imprimir el Arancel inglés para que otros pue¬ 
blos derogasen los suyos. En tal supuesto, no costearian los 
consumidores ingleses el beneficio para las industrias britä¬ 
nicas: sino que, en un balance internacional, vendria ese 
beneficio à saldarse en lo que perdiese el trabajo de aque¬ 
Ilos otros pueblos. Lo que no se ve claro es que esto hubie¬ 
ra de suceder: no tratándose de apelación á la fuerza arma¬ 
da, sino de económica coacción, basada en el propio interés 
de dichos pueblos. Porque los que deliberadamente, por 
consejo de su conveniencia ó apremio de su necesidad, re¬ 
currieron á la protección con todo cuanto ella significa, co¬ 
(1) Véase el discurso de Greenock, pág. 49. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer