Full text: Guisasola Menéndez, Victoriano: Tesis: El principio de autoridad: su origen, caracteres y relaciones

DEL EXCMO. SR. MARQUÉS DEL VADILLO 
327 
sita el hombre, y porque lo necesita lo recibe en la medida 
que lo necesita; pero al que, por lo mismo, debe profundo 
respeto, acatamiento incondicional y sincero. Nada tiene esto 
de violento, ni menos de depresivo para la razón del hom¬ 
bre, à la que los mismos textos sagrados se dirigen en aque¬ 
Ilas palabras sublimes Rationabile sit obsequium vestrum; razo¬ 
nables, si, los motivos de credibilidad, y por ellos y por eso 
debe ser acatada la Iglesia católica, en lo que al orden de lo 
sobrenatural y revelado incumbe, como autoridad recono¬ 
cida y testimonio supremo de verdad cuya necesidad siente, 
por la que clama y suspira, pero á la que no puede llegar 
por si sola, y la pide y la recibe por eso de la soberana mise¬ 
ricordia de Dios. 
Para que haya algo permanente y substancial precisa, en 
efecto, remontarse à ese primer principio, causa de todas las 
cosas—como lo ha hecho donosamente el Sr. Guisasola,- 
fuera del cual surge por todas partes el panteismo bajo sus 
mültiples formas, segûn su mayor ó menor adecuación à los 
tiempos y condiciones históricas, pero en cuyos senos se 
abisma el pensamiento humano, yendo å parar inevitable- 
mente, por la ruina de la libertad, á la necesidad y al fata¬ 
lismo, caracteristica de los errores antocristianos. Para evi¬ 
tarlo no existe otro camino. El punto de partida serâ siempre 
el mismo, y la rebelión del espiritu se producirá constante¬ 
mente alli donde el freno de la voluntad de Dios no se im¬ 
ponga à los excesos de la libertad del hombre. Este freno 
existia desde el primer momento de la Creación y lo tuvo el 
hombre, lo tuvo el ser creado en medio de su felicidad para¬ 
disiaca, hasta aquel dia en que hubo de perderla precisa¬ 
mente por la primera culpa, que engendrada por la sober¬ 
bia eritis sicut dei, hizo brotar la desobediencia, nuestro pri¬ 
mer pecado, y con ella el desorden y la ruina de la creación 
entera. Desde entonces, ya lo hemos dicho, ignorancia y 
superstición primero, protesta y rebelión mås tarde, han sido 
la causa de los errores del entendimiento y de los desvios de 
la voluntad del hombre, que sólo pudo salvarse por la repa¬ 
Max-Planck-Institut für 
Politica 
uropäische Rechtsgeschich
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer