Full text: Mena Zorrilla, Antonio de: Tésis: Examen crítico de la moral naturalista

304 
DISCURSO 
II 
Durante la Edad Media, epicureos es el nombre que 
à si propios se dan los ateos, ya con él de antemano 
designados por los Padres de la Iglesia. En 1115 forma 
ron en Florencia una secta, que dió origen á disturbios 
pûblicos, y cuya herética doctrina contó por entonces 
en Italia gran nümero de adeptos 1. 
El renacimiento dejó sentir su influjo en el epicuris- 
mo. Erasmo pretendió conciliarlo con la moral cristiana; 
mås tarde, Montaigne abandona su habitual pirronismo 
para asegurar que, aun en la virtud, nuestra intima 
aspiración es el placer.„ Gassendi, el principal restau- 
rador de la moral sensualista, abrió el camino que re- 
sueltamente habia de recorrer su amigo y discipulo 
Hobbes; y La Rochefoucauld, más admirado que com¬ 
prendido por sus contemporáneos, asentó, en su libro 
de Las maximas, los fundamentos de la doctrina que en 
el siguiente siglo habia de propagar Helvecio. 
Este, y con raras excepciones los filósofos franceses 
del siglo XVIII, verdaderos fundadores del utilitarismo 
moderno, confirman la observación de Hebert Spencer 
acerca de la humana propensión à convertir en teoria 
los actos que constituyen la práctica cotidiana2. 
El epicurismo reinaba en las costumbres antes de ser 
trasladado à los libros, y á todos aquellos escritores 
pudo aplicarse la célebre y aguda frase que Mme. du 
1 Guyan, obra citada, pág. 191. 
2 Les bases de la morale evolutioniste, pág. 83. 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer