Full text: González Díaz Tuñón, Zeferino: Tésis: La causa principal originaria, ya que no la única, del malestar que esteriliza y detiene la marcha de la sociedad por los caminos del bien, es esa gran negación oculta y encarnada en el principio racionalista: la negación de Dios, la cual es principio generador del mal en todas sus formas

Max-Planck-Institut für 
europäische Rechtsgeschichte 
572 
CONTESTACIÖN 
principio hostil á la cultura, y la Religión una debilidad 
de la naturaleza humana. Pesaron duramente sobre las 
naciones, y no cabia otra cosa, las inevitables consecuen¬ 
cias de esas doctrinas descreidas, confundiendo en una 
guerra sacrilega y sin tregua á Dios, á la Religión, à los 
Reyes, å la autoridad, á la propiedad y á la familia. Ro¬ 
to el freno moral y religioso de la vida futura, quedan 
borrados todos los deberes, y la humanidad esclava de 
todo linaje de violencias y de crimenes. 
Después de terribles desenganos, zá quién se oculta que 
la salvación de las sociedades halla su amparo en el Cris¬ 
tianismo tradicional y auténtico revelado por Jesucristo, 
predicado por los Apóstoles, ensenado por los antiguos 
Concilios y Padres de la Iglesia, conjunto de sabiduria y 
caridad, que rompió las cadenas de los esclavos, dignifi¬ 
có á la mujer y á la familia, dió vigor à la inteligencia 
poderosa de San Agustin y Santo Tomás, y por medio de 
las Ordenes religiosas derramó las semillas de la civiliza¬ 
ción y la cultura, lo mismo en las ciudades que en los 
campos? 
Considerado el Cristianismo como ley del verdadero 
progreso, cumple las aspiraciones del hombre hacia todo 
lo bueno, todo lo grande y todo lo bello; ofrece á la his¬ 
toria los espiritus más privilegiados, los caracteres más 
grandes, las abnegaciones más meritorias, desde los mår¬ 
tires arrojados á las fieras en los circos romanos, hasta 
los humildes misioneros que sacrifican sus vidas entre las 
penalidades del desierto para llevar la luz de la fé á pue¬ 
blos bárbaros y á salvajes ignorados. Qué otro sistema 
entre los inventados por los hombres, á la mera luz de la 
razón, engrandece y eleva á los humildes y humilla á los 
soberbios, como lo realiza el Cristianismo? 
Al contrario: despojados los pueblos de su fé religiosa, 
anulados en ellos el temor de Dios y la esperanza de una 
vida mejor, de una bienaventuranza eterna, se convier¬ 
Real Ac 
sy Politicas
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer