Full text: González Díaz Tuñón, Zeferino: Tésis: La causa principal originaria, ya que no la única, del malestar que esteriliza y detiene la marcha de la sociedad por los caminos del bien, es esa gran negación oculta y encarnada en el principio racionalista: la negación de Dios, la cual es principio generador del mal en todas sus formas

Max-Planck-Institut für 
auropäische Rechtsgeschichte 
566 
CONTESTACIÖN 
tra la Escolástica, reconoce y toma en cuenta la parte 
buena y aceptable de la filosofia moderna, conciliándola 
en lo posible con la de las Escuelas, depurándola de las 
exageraciones y extravios, inevitables casi siempre en las 
épocas de decadencia. Su amor á la verdad, la genial in¬ 
dependencia de su carácter, le alejan igualmente de los 
partidarios sistemáticos de todo lo pasado, de los adver¬ 
sarios a priori de todo lo porvenir y lo presente, y de los 
que se dejan arrastrar de una manera irreflexiva por no¬ 
vedades peligrosas y por errores censurables. 
Mâs aficionado al método aristotélico que al platónico, 
estudia las causas y efectos de las cosas con lógica severa 
y meditado raciocinio, huyendo de impulsos preconce¬ 
bidos, en que se apodera la imaginación de lo que al en¬ 
tendimiento se debe. 
Aunque el P. Zeferino no ha podido ejercitar con fre- 
cuencia sus dotes de orador sagrado, á causa de la tenaz 
dolencia de garganta que le aflige, dió buena muestra de 
ellas en varias ocasiones, y senaladamente al pronunciar 
un magnifico sermón el ano 1862, en la fiesta celebrada 
para honra de Santo Tomás de Aquino por la Universi- 
dad de Manila, que hemos tenido ocasión de ver impreso. 
Obras de tanto mérito sacaron el nombre de su autor 
del silencio y de la oscuridad del Claustro. Las revistas 
ilustradas reprodujeron su biografia y su retrato; los pe¬ 
riódicos cientificos y politicos imprimieron juicios acerca 
de sus obras; la Academia Romana de Santo Tomás de 
Aquino, elevada á tan alto grado de esplendor por Su 
Santidad León XIII, le Ilamó á su seno; la Universidad 
Central de Espana le ofreció una cátedra en su recinto; 
Castelar, el Presidente y primer orador de la Repüblica, 
le presentó á la Santa Sede para el Obispado de Málaga; 
Pio IX le preconizó, diciendo á los que le pidieron enca¬ 
recidamente que le dejara escribir: «Por lo que escribió 
le hice Obispo; que lo sea, y que escriba además.» 
Real 
sy Politicas
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer