Full text: González Díaz Tuñón, Zeferino: Tésis: La causa principal originaria, ya que no la única, del malestar que esteriliza y detiene la marcha de la sociedad por los caminos del bien, es esa gran negación oculta y encarnada en el principio racionalista: la negación de Dios, la cual es principio generador del mal en todas sus formas

Max-Planck-Institut für 
uropäische Rechtsgeschichte 
534 
DISCURSO 
Asi es como las ciencias todas han sido informadas por 
el ateismo, que, à la sombra del racionalismo anticris¬ 
tiano, sentó su trono en el centro de la filosofia y de la 
metafisica, revelándose unas veces bajo los matices de la 
palabra cambiante y flexible de la escuela critica, apa¬ 
reciendo otras con ruda franqueza en el terreno ma- 
terialista, y presentándose con mås frecuencia bajo la for¬ 
ma velada del panteismo, sistema apellidado por Proud¬ 
hon, por esta causa, una hipocresia y una falta de va¬ 
lor (1). 
Si las instituciones sociales y politicas se encuentran 
hoy saturadas de ateismo, corroidas y gangrenadas por el 
positivismo materialista, es porque el hombre ha querido 
usurpar el lugar de Dios, y sustituir la universal ateo- 
cracia à la teocracia de la filosofia cristiana. Y no os asus¬ 
te, senores, oirme hablar de teocracia; que la teocracia á 
que aludo no es la teocracia en el sentido tan inexacto 
como vulgar, que generalmente se atribuye á esta pala¬ 
bra; es la teocracia que consiste en reconocer que á Dios. 
que el amor de Dios, como Bien Sumo, es la causa principal, ó la ra¬ 
zón primaria de la bondad moral en el hombre. Tales son las afirma¬ 
ciones casi literales de Santo Tomás, segun puede verse en los dos 
siguientes textos, entre otros varios que pudiera citar: 
Retrahitur enim aliquis a peccato et operatur bonum propter se, 
et aliquis propter aliud. Propter aliud autem dupliciter: vel ad vi¬ 
tanda suplicia, vel ad consequenda praemia, et neutrum virtuosi 
est, qui bonum propter se operatur, et malum propter se fugit.— 
Sentent., 3. , dist. 43, cuest. 1.2, art. 3. 
«Homo autem dicitur bonus ex eo quod habet voluntatem bonam, 
per quam reducit in actum quidquid boni in ipso est: voluntas au¬ 
tem bona est ex eo quod vult bonum, et praecique maximum bonum. 
quod est finis. Quanto igitur hujusmodi bonum magis voluntas vult, 
tanto magis homo est bonus; sed magis vult homo id quod vult prop¬ 
ter amorem, quam id quod vult propter timorem tantum....., ergo 
amor summi boni, scilicet, Dei, maxime facit bonos.»—Sum. cont, 
Gent., lib. III, cap. CXVI. 
(1) Système des contradic. écon., tomo II. 
sy Politicas
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer