Full text: González Díaz Tuñón, Zeferino: Tésis: La causa principal originaria, ya que no la única, del malestar que esteriliza y detiene la marcha de la sociedad por los caminos del bien, es esa gran negación oculta y encarnada en el principio racionalista: la negación de Dios, la cual es principio generador del mal en todas sus formas

DEL SR. D. FR. ZEFERINO GONZALEZ 
533 
menor duda acerca de la esterilidad é impotencia de esas 
formulas estoicas y frias para regular la conducta moral 
de las muchedumbres y contener sus pasiones, aun cuan¬ 
do queramos admitir en hipôtesis que son suficientes para 
déterminar 6 dirigir la moralidad más ó menos dudosa é 
incompleta de ciertos individuos. 
palmente porque es el camino connatural y racional para llegar à la 
union y comunicacion mas perfecta posible con Dios, como Verdad 
infinita y como Bien Sumo. Si bajo el primer punto de vista la teo¬ 
ria cristiana encierra lo que hay de exacto y de verdadero en el im¬ 
perativo krausiano, bajo el segundo aspecto relaciona la moralidad 
humana con Dios en sentido más elevado, toda vez que la unión con 
el Sumo Bien y la comunicación divina que admite la teoria cristia¬ 
na, es mas intima y perfecta que la de la teoria krausista, sin dege¬ 
herar por eso en panteismo, como degenera la de Krause, cuando 
nos dice que la volición y ejecución del bien es una parte de la esen¬ 
cia de Dios que se revela ó aparece en el tiempo: Wolle und vollbrin¬ 
ge das Gute, weil es gut sei, d. h. weil dasselbe ein Theil ist der in 
der Zeit erscheinenden Wesenheit Gottes.—Das System der Rechts¬ 
philos., pág. 186. 
Por lo demás, ya dejo indicado que lo que hay de exacto y verda¬ 
dero en los imperativos de Kant y de Krause pertenece en toda jus- 
ticia à la moral cristiana, para la cual es una verdad inconcusa y 
hasta vulgar, que el obrar el bien por el bien, por amor del mismo. 
propter se, y sobre todo por amor del Bien infinito, es propio del 
hombre virtuoso en cuanto tal, y es cosa más perfecta que el obrar 
bien por temor del castigo ó por esperanza de premio. Siglos antes 
que aparecieran en el mundo Kant y Krause con sus imperativos 
categoricos, habia ensenado terminantemente Santo Tomás que no 
es propio del hombre virtuoso obrar el bien para evitar suplicios ó 
conseguir premios, sino obrar el bien por amor del mismo bien, y 
huir del mal porque es mal. Segûn Santo Tomás, el hombre se dice 
bueno moralmente, en cuanto y porque tiene buena voluntad, y és¬ 
ta se dice recta y buena en el orden moral, porque y en cuanto quie¬ 
re el bien, y principalmente el mayor de todos los bienes. De aqui 
se infiere, que la bondad del hombre será tanto más perfecta, cuan¬ 
to su voluntad quiera el bien más perfectamente: siendo, pues, in¬ 
dudable que lo que el hombre elige y quiere por amor, lo elige y 
quière más que lo que se quiere y elige por temor, siguese de aqui 
Max-Planck-Institut für 
oliticas 
europäische Rechtsgeschic
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer