Full text: Cánovas del Castillo, Antonio: Tésis: Las últimas hipótesis de las ciencias naturales, no dan más firmes fundamentos á la sociología que las creencias, aun miradas también como hipótesis, en que los estudios sociológicos han solido buscar sus cimientos hasta ahora

Max-Planck-Institut für 
auropäische Rechtsgeschichte 
222 
DISCURSO 
clarisimas y hermosas palabras: «Las obras del amor y 
las de la razón abrazan diversa naturaleza. Madre la ra¬ 
zón del conocimiento, halló el ser de las cosas (1).» Hoy 
no pueden ellas pasar sin comentario, porque, á la ver¬ 
dad, senores, se dice ya algo evidente al decir el ser? 
Se afirma una cosa incontestada cuando se afirma la ra- 
zón? Y, sin embargo, conviene hasta donde quepa deter- 
minar lo que el ser es y lo que es la razón, porque la ra¬ 
zón en el ser constituye precisamente al hombre, y éste 
es el primero de los dos peculiares objetos de la Sociolo¬ 
gia. Toda una grande obra de Filosofia seria necesaria 
para exponer y dilucidar tales conceptos, de modo que, 
aun aspirando à mucho menos, tendré en esto más que 
detenerme que en otro punto alguno. Y gracias, que mu- 
chas de las cosas que he de exponer, aunque convenien¬ 
tes á la claridad del razonamiento, para ninguno de vos¬ 
otros son nuevas. 
Nadie, por ejemplo, ignora que con diferentes nom¬ 
bres, y aun sin propio nombre, ya más franca, ya más 
disimuladamente, es el materialismo la doctrina que in¬ 
forma lo que por antonomasia se Ilama hoy ciencia, con 
lo que se limita ésta, por tanto, al solo conocimiento que 
la observación y la inducción dan de las cosas. El nom¬ 
bre que, concebida de tal modo, suele hoy dársele, es el 
de ciencia fisico-quimica; pero yo tengo para mi que más 
exacto seria ya el comprender todo humano conocimien¬ 
to en la Mecánica, aunque extendida á esferas que nunca 
fueron de su incumbencia. Para los materialistas, segûn 
as sabido, no se deriva el Universo de un principio supe- 
rior, providente y libre, ni, en opinión de los más, pro¬ 
cede siquiera de un concreto elemento cósmico. Subsiste, 
en verdad, el concepto materialista de la sustancia, con¬ 
(1) El Mayor Pequeno, Vida y muerte del Serafin humano Fran- 
cisco de Asis. Lisboa, 1650. Pág. 215. 
sy Politicas
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer