Full text: Perier Gallego, Carlos María: Tésis: La armonía en la civilización es el gran problema que este siglo crítico, gigante en lo material, pero incierto en lo filosófico y flaco en lo moral, lega al siglo siguiente

Max-Planck-Institut für 
europäische Rechtsgeschichte 
DISCURSO 
104 
lla, mås santa y más cristiana la paz de nuestro siglo, 
que las antiguas guerras y persecuciones religiosas.»¬ 
Guerras hubo, es verdad, y bien dolorosas por cierto. 
Pero, la paz de nuestro siglo! jNo se ve la Iluvia de odios, 
que vierten las nieblas de la moderna filosofia sobre las 
clases sociales, ni se siente el volcán de pasiones, que ru¬ 
ge bajò la oscilante base en que trabajan las generacio¬ 
nes? Con la paz saludó al mundo la Buena nueva, y no se 
logrará la paz ciertamente apartando de su doctrina los 
ojos y el corazón de las naciones y los gobiernos. 
No pueden, pues, otorgársele á nuestra edad como dis¬ 
tintivo los dictados antonomásticos, que otros le otorgan, 
y que atanen á la ciencia, al arte, á la religión, à la con- 
ciencia individual; antes será menester confesar, que en 
su inquieta agitación y en los rumbos innumerables de 
su actividad, da á entender ser edad critica, de examen 
y duda, de combate intelectual sin tregua (1). 
(1) No sólo en Espana se han encomiado por todo extremo las 
excelencias de nuestra edad. Véase si no lo que se decia no hâ mu¬ 
cho en una correspondencia extranjera enviada à un papel pûblico 
de Madrid: 
«Paris, 4 de Agosto de 1880.—Anteayer, y con motivo de la dis¬ 
tribución de premios en la Sociedad para la instrucción elemental, 
pronunció Victor Hugo un elocuentisimo discurso. He aqui algunos 
de sus párrafos más bellos: 
«Yo soy (decia el eminente poeta) uno de esos viajeros que van 
siempre donde hay que dar ó recibir un consejo, y que se detienen 
conmovidos ante la infancia, la juventud, la esperanza y el trabajo; 
uno de esos viajeros, que sienten serena dicha cuando se marchan, 
por poder dirigir desde el punto extremo de la vida, una mirada al 
lejano horizonte, y decir á los hombres: «Todo está bien; vais por el 
buen camino. El mal queda detrás de vosotros; el bien delante.» 
Continuad; las supremas voluntades se cumplen. Estamos en las 
postrimerias de un gran siglo. Este siglo ha producido los primeros 
frutos de esa inmensa revolución, que cuando Ilegue à ser la revo¬ 
lución de la humanidad se Ilamará todavia la revolución francesa. 
La vieja Europa ha concluido, y una nueva Europa comienza. 
sy Politicas
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer