Full text: Eijo Garay, Leopoldo: ¬La persona juridica

el libro está lleno de sólida doctrina, aguda y vibrantemente expuesta. 
Ahora bien, salvo el nombre, que, naturalmente, tiene mucho de 
convencional, «qué le queda a esta teoria de la de Hauriou? Sobre todo 
cuanto, inspirado en las puras doctrinas de Santo Tomás de Aquino, dis¬ 
curre Renard sobre el Orden universal, el bien comûn, y el Derecho 
natural ("una ley gravada en la naturaleza humana, hasta tal punto que 
es no ser hombre no oir sus preceptos, y aminorar la propia humanidad 
desobedecerla"). Sobre esas sólidas bases—mejor que sobre el concepto 
puramente metafórico de generación, carente de fuerza logica para la 
consecuencia—, asienta su conclusión: “el punto que hay que sostener 
firmemente es que las fundaciones y asociaciones no estan entregadas 
al arbitrio del gobierno; o sea. la condenación de la doctrina individua¬ 
lista y jacobina” (pág. 161). 
* * * 
Tanto o mas que profesar, sostener y divulgar la doctrina de la 
condición no ficticia, sino real, de la persona juridica, y sus derechos 
naturales ante los poderes del Estado, debe preocuparnos defenderla 
bien, con razones de sana y sólida filosofia juridica, no con construc¬ 
ciones más o menos fantásticas, fáciles de echar por tierra. Hegel muy 
atinadamente afirma que la familia tiene personalidad propia distinta 
de los individuos, y es el elemento primero de toda la sociabilidad hu¬ 
mana, que en evolución progresiva produce todo el organismo social 
y por medio de corporaciones que perfeccionan la obra de la familia, 
prepara una base moral al Estado; lo cual es reconocer la calidad de 
entes naturales y reales a la familia, a las asociaciones y al Estado. 
Pero de qué sirve reconocerlo, si, al hacer consistir la personalidad 
en la voluntad, da origen a teorias tan contradictorias y falsas como 
la de Zitelmann, segun la cual la persona juridica es una voluntad in¬ 
corporal, teoria tan deleznable que el mismo autor y sus entusiastas 
secuaces hubieron de abandonarla; o, por reacción, para huir del fan¬ 
tasma de una voluntad abstracta subsistente y sujeto de derechos, a la 
de lhering, para la cual la persona juridica es un ente artificial, un 
mecanismo del derecho que enmascara de persona unica a la muche¬ 
dumbre de los individuos, con lo que lógicamente se consagró el indi¬ 
vidualismo y el atomismo del Estado? 
La verdad hay que buscarla en las realidades naturales, y éstas nos 
ensenan que el hombre hace la sociedad, no la sociedad al hombre; el 
concepto de sociedad presupone al hombre, a veces con prioridad de 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer