Full text: Eijo Garay, Leopoldo: ¬La persona juridica

Segun Hauriou, un Estado en el que los miembros no participen del 
poder, y sólo la autoridad publica gobierne por si para bien de los 
miembros, es corporación individualizada; pero no tiene personalidad 
moral. Por lo tanto, o damos un significado nuevo a la personalidad ju¬ 
ridica, o ese Estado no tendrà derechos, no podrá mandar, ni pactar; se 
palpa el absurdo. Se salvaria esta contradicción si el proceso de incor¬ 
poración y personificación fuese sólo un proceso lógico, no de orden de 
tiempo; pero la aplicación que hace Hauriou de ese proceso al Estado 
impide esa interpretación, ya que en éste tal evolución ha durado siglos. 
Dice Hauriou que los continuadores de la fundación son nuevos 
fundadores; pues jy todo el proceso fundacional ya realizado, que no 
se repite? Si ese proceso es esencial a la fundación, los continuadores 
no pueden Ilamarse fundadores. 
Por ultimo, demuestra la realidad de las personas morales por cuan¬ 
to los fenomenos de incorporación y personificación tienen carácter 
natural, son obra de la naturaleza, no del legislador; y a su vez para 
demostrar que tienen ese carâcter natural, no aduce más prueba que las 
analogias que revela esa evolución con la de la persona individua huma¬ 
na. Escasa y flaca demostración para punto de tan capital importancia. 
Las dos tendencias que acabo de exponer, grotescamente materialis¬ 
ta la una, y quiméricamente idealista la otra, no han dejado de pro¬ 
ducir saludables efectos, a pesar de sus desvarios; aquélla, contrapo¬ 
niendose a los excesos de individualismo y poniendo más de relieve el 
caracter naturalmente social del hombre ; ésta, realizando sutiles análisis 
y estudiando mas al por menor los diversos elementos que deben con¬ 
siderarse en la personalidad. Pero ambas entranan grave dano para la 
defensa de la realidad de las personas juridicas, que se proponen vindicar, 
La consecuencia que unas y otras sacan es clara: el legislador no 
crea la persona juridica; la encuentra hecha; debe reconocerla como 
existente ; a lo mas podrá negar valor y eficacia puramente legal a sus 
actos mientras no cumplan determinadas formalidades que se exijan 
para el reconocimiento oficial; pero es contra naturaleza que el Estado 
se érija como senor con derecho de vida y muerte sobre las entidades 
corporativas. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer