Full text: Maeztu, Ramiro de: ¬El arte y la moral

8 - 
pez Munoz, solian quejarse de que la opinión pûblica estu¬ 
viera «fuera de la vida politica, aletargada y muerta», gra¬ 
cias a lo cual podia dedicarse a sus ocupaciones y hacer 
prosperar la industria y el comercio. 
En aquella époça envidiable, la movilidad de las ideas que 
se barajaban en los debates parlamentarios y academicos, pa¬ 
recia poder conciliarse indelinidamente con la necesaria es¬ 
tabilidad de las cosas; y asi era posible que mi ilustre prédé¬ 
cesor tratara, en su discurso de recepción, con adniirable se¬ 
renidad platónica, tema tan espinoso, tan polémico y que 
puede interesar a tantas gentes como el de las relaciones 
que median entre «la Politica y la Moral». Los tiempos han 
cambiado, y no seria fâcil al recipiendario desarrollar un 
tema politco sin suscitar disputas inadecuadas al carâcter seii 
claustral que han de tener las deliberaciones académicas, por 
lo cual cree preferible escoger un asunto, como este de «EI 
Arte y la Moral», que también es polémico, pero que no pue¬ 
de apasionar a multitudes, sobre todo cuando se ha pensado 
más para los amigos del arte y para los criticos que para los 
artistas mismos; aunque nada, por otra parte, le halagaria 
tanto como llegar a interesar a alguno de esos raros artis¬ 
tas que han logrado elaborarse un sentido filosófico de la fun¬ 
ción que en el mundo desempenan. Lo que pensaba de este 
tema el Sr. Conde de López Munoz nos lo dijo en interesan¬ 
tisimas disertaciones sobre el arte de la oratoria, al afirmar 
la incompatibilidad de la elocuencia con el propósito delibe¬ 
rado del mal y'al mantener que la elocuencia que al mal se 
dirija no es sino impostura. Pero como la filosofia general 
del Sr. López Munoz era la de su tiempo, en que se creia que 
el objeto del arte era la belleza, y que de ello trataba una 
ciencia Ilamada Estética, creo necesario tratar de esclare¬ 
cer estos conceptos, previniendo que me consideraria muy 
dichoso si lograra fijar la relación del arte y la moral con 
palabras tan firmes y tan breves como las que establecen la 
de la politica y la moral en el discurso de mi predecesor: «Se 
hace Derecho, para hacer Moral; se hace Politica, para ha- 
cer Derecho»; porque ello no puede decirse ni con más jus¬ 
teza ni con más energia. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer