Full text: Palacios Morini, Leopoldo: ¬Los mandatos internacionales de la Sociedad de Naciones

9 - 
Pero ni para conquistarlos, ni para guardarlos y acre¬ 
cerlos, sirvieron ya las antiguas fortificaciones. Ahora ha¬ 
brian de abarcar sus protegidos recintos enteras a las na¬ 
ciones, y aun extender el cerco movedizo de sus agresivas 
defensas a través de los dilatados mares. Las "Armadas 
se encargaron de recoger la herencia de los castillos anti¬ 
guos, de las murallas y fosos medioevales, herencia acre¬ 
centada por el perfeccionamiento de las armas y el empleo 
de los explosivos, y aun de sembrar aquellos viejos elemen¬ 
tos de defensa y de combate en los nuevos paises conquis¬ 
tados, donde, a su vez, iba a revivirse el ciclo de las viejas 
economias históricas, primero en sus casares cerrados, que 
explotaban extensas plantaciones; después en sus ciudades 
muradas, con sus campos aledanos, sus labradores, sus ofi- 
cios artesanos, sus mercaderes itinerantes; en fin, en sus 
áreas nacionales, armadas y dotadas como las metrôpolis, 
sustantivas y emancipadoras (10). 
Asi nació la competencia, la rivalidad, la guerra. La gue¬ 
aureos y preciosos. Véase Günther, libro citado. Las leyendas han sido todavia 
explotadas recientemente por los sabios en cosas que afectan a nuestro estudio; 
por ejemplo, Leo Frobenius, después de sus exploraciones de 1912, publico uin 
tomo de su grandiosa obra Und Afrika Sprach, para sacar de las ruinas de la 
Atlántida toda una civilización africana, y Harty Charles Luke, tan practico 
conocedor del Asia Menor, dedica un interesante capitulo al Preste Juan de 
las Indias en su reciente libro Mosul and its Minorities, Londres, 1925 
(10) Con razón recuerda Karl Bücher, en su conocido libro Die Entstebung 
der Volkswirtschaft, dos volumenes, Tubinga, 1920-1921, que Louvois, el creador 
del primer sistema de fortificaciones nacionales, fué contemporáneo de Colbert 
(página 156 del tomo 1). Sigo en el texto las fases de la evolución economica que, 
aunque criticadas y corregidas dentro de las respectivas doctrinas, estan mas o 
menos compartidas hoy, a pesar de su exageración exclusivista por los économis- 
tas, no sólo alemanes: Schmoller, Sombart, Oppenheimer, etc., sino por los de 
los demás paises. Véase también Max Weber, Wirtschaftgeschichte, Munich y 
Leipzig, 1923. 
Sobre las "plantaciones", palabra que muchas veces en la literatura inglesa 
se emplea como sinónima de colonización, segûn ya hemos visto en Bacon, ten- 
gase en cuenta lo que dice Bücher tratando de los grados de desenvolvimiento 
de la explotación agraria, en el tomo II, página 69, de su libro 
Por lo demás, en cuanto a la reproducción del ciclo de desenvolvimiento eco- 
nómico de las colonias, hemos tenido en cuenta, naturalmente, las que le reco- 
rrieron entero y de manera incomparable, los Estados Unidos de América, y, se- 
gun el testimonio del profesor John R. Commons y sus colaboradores en la obra 
History of Labor in the United States, dos volûmenes. Nueva York, 1921, 
que ya habiamos resumido en La Regulación Colectiva del Contrato de Tra¬ 
bajo, página 216 y siguientes, Madrid, 1922. 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer