Full text: Bermúdez de Castro O'Lawlor, Salvador: ¬El gobernante

135 
aprovechables, para mejorar nuestra situación 
interior en todos los órdenes, como a la sazón fué 
reconocido, aunque se haya bien pronto olvidado. 
Muy vivo está en mi espiritu el recuerdo del almi¬ 
rante Miranda, ministro de Marina por primera 
vez en aquel Gobierno, que me decia al salir de 
un Consejo de Ministros: «Estoy admirado, no 
sólo del valer, sino más aun de la abnegación, 
desinterés y esfuerzo de todos los companeros 
en el servicio del Pais. Por ahi no se cree eso—ana¬ 
dia—. Por ahi no se conoce a los hombres poli¬ 
ticos, teniéndoseles más bien por poco celosos 
y poco competentes, cuidadosos tan sólo de su 
personal encumbramiento; ahora veo que, o se 
da la extrana coincidencia de haberse reunido 
aqui lo mejor que existe en la politica, o los hom¬ 
bres de gobierno forman, en realidad, una clase 
superior en nuestro pais; estoy admirado...» 
Claro es que el sumo acierto estaba en la 
suma prudencia, encarnada principalmente en 
el presidente de aquel Gobierno, D. Eduardo 
Dato, a quien podrá discutirse una u otra cuali- 
dad aislada en relación con ejemplos singulares, 
pero en quien el conjunto, la armonia, la ponde¬ 
ración, eran admirables y lograban resultados 
asombrosos. 
Pero los hombres pûblicos luchan con gran¬ 
des obstáculos en el tiempo en que su acción se 
Max-Planck-Institut für 
de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer