Full text: Goicoechea Cosculluela, Antonio: ¬El problema de las limitaciones de la soberanía en el derecho público contemporáneo

253 
incompatibles con el statu quo que turbaran los acaecimien¬ 
tos de 1898 y derrocaran los afanes de redención y régénera¬ 
ción subsiguientes, siquiera desviados o malogrados los ul¬ 
timos en no pocas de sus razonadas derivaciones, vémosle 
Diputado a Cortes, por el distrito de Becerreá, en las legis¬ 
laturas de 1908 y 1909. Su ideal politico, inspirador de sus 
propagandas, cifrase en dla implantación en Espana de una 
democracia conservadora y orgánica que encomiende al pue¬ 
blo, y sólo al pueblo, la custodia de sus propios intereses, 
y que constituya amparo sólido para todas las libertades 
garantia firme para todos los derechos y legitima esperanza 
para los anhelos justos del proletariado; que encuentre a la 
vez valladar infranqueable y muro de defensa en el amor a 
la ley y en el respeto a la tradición nacional y al sen¬ 
timiento religioso; que borre para siempre del diccionario 
del gobernado la palabra insurrección y del diccionario 
del gobernante la palabra arbitrariedad.» (Indicación pre¬ 
liminar del libro Hacia la democracia conservadora. Ma¬ 
drid, 1914.) 
En la sesión de 18 de Marzo de 19o9, pronuncia el senor 
Goicoechea su primer discurso parlamentario, con motivo 
del proyecto de ley sobre huelgas y coligaciones. Concrétase 
a examinar uno de los articulos —el que asigna à los tribu¬ 
nales municipales la unica competencia en el conocimiento 
de los delitos previstos y penados en el proyecto— y a expo¬ 
ner los inconvenientes, perjuicios y dificultades que surgi¬ 
rán de su aplicación en la práctica. Con demostraciones de 
agrado y de aprobación escuchan el discurso los senores 
Diputados presentes. Contesta don Gumersindo de Azca- 
rate, que dediça al joven orador frases de carino y de elogio. 
Azcárate fué profesor de Goicoechea en la Universidad. Desde 
el primer instante apreció en su discipulo las dotes de 
entendimiento, de ilustración y de elocuencia que le se¬ 
nalaban ventajosamente entre los mejores. El sabio, el 
glorioso maestro —maestro de maestros— recuerda com¬ 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgescl 
ichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer