Full text: Goicoechea Cosculluela, Antonio: ¬El problema de las limitaciones de la soberanía en el derecho público contemporáneo

252 
lizar, con su exclusivo esfuerzo, la conquista de su manana; 
ha de luchar, resuelto e incansable, por vencer en la social 
contienda. Huérfano de padre, gravitan sobre él obligacio¬ 
nes santas. Madre y hermanos le sonrien desde lejos, ausen¬ 
tes de la Peninsula, confiados en que él les comunicará un 
dia la suspirada victoria. El senor Goicoechea acude a unas 
oposiciones, y triunfa en ellas, y es Oficial del Consejo de 
Estado. Es luego Secretario del Tribunal de lo Contencioso 
en el mismo Consejo, y más tarde Secretario de lo Contencio¬ 
so en el Tribunal Supremo de Justicia. En la Academia de 
Jurisprudencia, en el Circulo de la Unión Mercantil, en donde¬ 
quiera que su palabra es oida, corrobora y agranda su hasta 
entonces naciente reputación de orador diserto. Se da a cono¬ 
cer en el Foro. Inserta en periódicos y revistas el reiterado 
fruto de sus lecturas y meditaciones en relación con sus pre¬ 
ferencias cientificas o doctrinales. No descansa. No regatea 
a sus energias intelectuales el empleo y el sacrificio. 
Resalta en sus procederes, resaltará inseparable de su 
actuación futura, un sano y vigoroso optimismo. Para él 
el optimismo consiste en da convicción de que la voluntad 
es invencible cuando el ideal guia sus pasos», y el optimista 
«no necesita ni debe ser un enganado, ni un visionario: basta 
con que sea un hombre consciente del inmenso poder de la 
voluntad, y que sepa manejarla y aplicarla». Lo ha expre¬ 
sado en un brillante y elocuente discurso: El idealismo y el 
optimismo como ensenanza del QQuijote» (Octubre de 1916); 
lo ha enaltecido con el ejemplo, sin vacilaciones ni tibiezas, 
en su pugna ardorosa por lo porvenir. Que si da ausencia 
de deseos» implica «remedio contra las inquietudes, y a la 
larga contra el dolor, la dicha en la vida no puede ir apartada 
de la dulce tranquilidad que proporciona el cumplimiento 
del deber; y para el hombre, es deber el perseguir incesante¬ 
mente, con noble persistencia, no sólo su propia felicidad, 
sino la felicidad ajena». 
Afiliado a un partido politico, en trances de evolución 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer