Full text: Goicoechea Cosculluela, Antonio: ¬El problema de las limitaciones de la soberanía en el derecho público contemporáneo

191 
espécifica y concreta. Esta supuesta contradicción entre la 
naturaleza esencial de las comunidades locales y la regla de 
la especialidad es la que ha llevado y lleva hoy a muchos au¬ 
tores à impugnar como falso semejante principio y, sobre 
todo, las peligrosas derivaciones que de él se han hecho por 
la jurisprudencia. Tissier, por ejemplo, llega a contraponer 
à la regla de la especialidad el principio de la no especiali¬ 
dad, alegando, como lo hace también Planiol, que tienen 
nécesariamente una misión general que cumplir; que gozan 
de la plenitud de representación de los intereses colectivos 
cuya gestión les ha sido encomendada, y, finalmente, «que 
todo interés colectivo cuya administración no les hava sido 
arrebatada por la ley, se encarna en su personalidad» (252). 
Hay en tales aseveraciones no poco de excesivo, y por 
tanto, de erróneo. No es admisible que las corporaciones 
locales hayan de quedar reducidas en el cumplimiento de sus 
fines al ejercicio de los poderes que por el Estado le havan 
sido concreta y especificamente atribuidos. Tal es, sin em¬ 
bargo, el criterio de la legislación norteamericana, con arre¬ 
glo a la cual, segün Goodnow y Dillon, «las corporaciones 
no pueden realizar ningün acto, celebrar ningün contrato, 
ni incurrir en ninguna responsabilidad, no aautorizadas por 
la carta o la ley orgánica o por algûn acto legislativo 
que les sea aplicable. Todos los actos realizados fuera de la 
esfera de los poderes concedidos son nulos» (253). Es ésta 
(252) V. Tissier. Traité des dons et legs, Paris, 1896, tomo II, págs. 85 y si- 
guientes. En muy análogo sentido se expresan otros autores, como Berthelemy, 
que en ediciones anteriores de su obra de Derecho Administrativo, habia ya censu¬ 
rado la aplicación del principio de la especialidad a los servicios constituidos para 
el sostenimiento del culto (ob. cit., págs. 558 y siguientes); Moreau, que echa en cara 
a la regla de la especialidad la incertidumbre de sus bases y lo defectuoso de sus 
aplicaciones (ob. cit., pág. 98); y el mismo Hauriou, que considera en la actualidad 
herido de muerte tal principio (ob. cit., pág. 924). Es evidente la tendencia que se di¬ 
buja en el derecho francés contraria al principio de la especialidad; pero ello se debe 
a aplicaciones exageradas y defectuosas de la regla, sobre todo en lo relativo a esta¬ 
blecimientos religiosos y al industrialismo municipal. 
(253) «Es —dice Dillon— una proposición juridica general e incontestada, 
que una corporación municipal posee y puede ejercer los poderes siguientes y no 
otros: 1.°, los concedidos en términos expresos; 2.°, los necesaria o francamente 
implicados en aquéllos o los incidentales de los expresamente concedidos; 3.°, los 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer