Full text: Arnáiz Calvo, Marcelino: ¬El espíritu matemático de la filosofía moderna

176 
EL ESPIRITU MATEMÄTICO DE LA FILOSOFIA MODERNA 
ción de la realidad, es enorme. Cortada toda relación con el ser, 
a ciencia de Descartes es la ciencia de la idea pura, convertida 
esta en realidad puramente lógica, que justificaria la frase irónica 
de Pascal: «me ha tomado por una proposición»; el hombre seria 
una definición, y el mundo un sistema de proposiciones o teoremas 
en movimiento deductivo eterno. 
Pero aunque pobre, desmedrada e inadecuada para comprender 
la infinita riqueza del ser, la idea conceptual es lo mâs elevado que 
posee el espiritu humano; fecundada por el ser, constituye lo mas 
esencial de su vida. Ella da origen a la ciencia universal que orienta 
la vida y le da un sentido, descubriéndonos el orden permanente y 
estable, que gobierna el devenir del mundo; la idea es la vida del 
espiritu, es el motor universal. Y por aqui, el intelectualismo aris¬ 
totélico se opone a los modernos irracionalismos. 
Esta filosofia es la «filosofia del ser» —en oposición a las filoso¬ 
fias de la idea y de la experiencia, idealismo y empirismo, traspa¬ 
sando una y otra en una sistesis armónica superior—; es por tanto 
intelectualista. Es intelectualista en el sentido transcendental: el ser, 
la realidad universal tiene su principio en una inteligencia, como el 
efecto de su causa, procede de una Realidad suprema que es la su¬ 
prema Inteligencia; la inteligibilidad, por tanto, constituye la esencia 
del ser. Y si las leyes del ser miden las de la inteligencia, éstas no 
pueden fallar jamås, tienen un valor absoluto. En contraposición a 
su absolutismo cientifico, Descartes funda su metafisica en la contin¬ 
gencia de la verdad; nada puede limitar la omnipôtencia y la liber¬ 
tad divinas, por consiguiente la verdad absoluta y necesaria lo es 
sólo para el hombre, no para Dios que podria haber decretado otras 
leyes absolutas del pensamiento y de la realidad. Semejante hipóte¬ 
sis de que Dios pueda cambiar las leyes del ser y de su inteligibili¬ 
dad, en Sto. Tomás y los escolásticos sonaba a blasfemia. 
Es intelectualista en segundo lugar, porque subordina la razón 
humana al ser y a sus leyes, afirmando el valor ontológico de las 
leyes del pensamiento y su fé absoluta en ellas. Y lo es finalmente, 
Max-Planck-Institut für 
Real Academia de Ciencias Morales y Politicas 
europäische Rechtsgeschichte
	        
Waiting...

Note to user

Dear user,

In response to current developments in the web technology used by the Goobi viewer, the software no longer supports your browser.

Please use one of the following browsers to display this page correctly.

Thank you.

powered by Goobi viewer